En carne ajena (neuronas espejo)

El modelo biocultural que proponemos para la migraña sugiere que nuestro cerebro aprende a tomar decisiones cognitivas, emocionales, perceptivas y motoras por experiencia propia (ensayo-error-acierto), observación de sucesos ajenos e instrucción de expertos-cuidadores. La doctrina oficial sitúa en los genes el origen de la migraña. Efectivamente: la genética humana condena al cerebro a aprender observando,Sigue leyendo «En carne ajena (neuronas espejo)»

Giacomo Rizzolatti

Giacomo Rizzolatti es el tercer neurocientífico galardonado con el Premio Príncipe de Asturias en Investigación Científica y Técnica por el descubrimiento de su grupo de la Universidad de Parma de las llamadas neuronas espejo. Las neuronas espejo se activan cuando el sujeto investigado ejecuta una determinada acción pero también lo hacen cuando observa esa acciónSigue leyendo «Giacomo Rizzolatti»

Los niños también piensan / Children think, too.

> – Cuando era niño YO no pensaba en la cabeza. Sin embargo me dolía… En ausencia de daño necrótico consideramos que el dolor tiene mucho que ver con el aprendizaje. El cerebro aprende a equivocarse, a activar innecesariamente las áreas responsables de la percepción dolorosa. Al salir de la consulta, lógicamente, los padecientes leSigue leyendo «Los niños también piensan / Children think, too.»

>Genes copiadores

> Los genes de Homo sapiens (ma non troppo) contienen la pulsión a tomar nota de cuanto sucede a su alrededor, representarlo internamente. Nacemos con una vulnerabilidad extrema, frágiles e ignorantes pero tenemos cerca a los cuidadores-tutores, los proveedores de nutrientes, cobijo, seguridad… y conocimiento. Ellos nos marcan las conductas a seguir, con sus consejosSigue leyendo «>Genes copiadores»

>Nacidos para copiar

> Homo sapiens (ma non troppo) no sería lo que es (para bien y para mal) si no fuera por su condición de copiador-imitador. Nuestro cerebro está seleccionado para copiar-imitar. Podemos adquirir conocimiento observando las acciones ajenas, tomando nota de su éxito y fracaso. El copiado es posible por una función extraordinaria de nuestros circuitosSigue leyendo «>Nacidos para copiar»