Las «fibras del dolor» y el cerebro (V): El impacto de las creencias.

Hay que minimizar el efecto nocebo: el error evaluativo neuroinmune. No me parece una buena idea, a medio y largo plazo, potenciar el efecto placebo para neutralizar creencias que activan innecesariamente estados de alerta-protección-ahorro de energía (creencias nocebo).

Las «fibras del dolor» y el cerebro (III). La puerta de entrada del dolor.

Sigo con el análisis de los conceptos de «¿Qué me duele cuando me duele?».
Ronald Melzack y Patrick Wall (puertas de entrada).
Educación terapéutica en neurociencia + ejercicio terapéutico.

Síntomas sin explicación médica. A quién consultar.

Cuando uno es un incompetente, un ignorante, como era mi caso, la solución está en dos sitios:
1) Elaborar preguntas y buscar respuestas en los libros.
2) Los pacientes. Interesarte de verdad por lo que les está pasando.

La consulta al narracionista

El organismo habita un espacio narrativo, básicamente inconsciente, en el que bullen esos relatos múltiples de cosas y personas compitiendo por llevarse el gato al agua. El cotilleo es una función biológica fundamental en nuestra especie.

Óscar Vilarroya. Somos lo que nos contamos.

Óscar Vilarroya es médico y neurocientífico. Su nuevo libro, «Somos lo que nos contamos», no le defraudará. Somos criaturas narrativas.