La migraña, abierta en canal

Partiendo del dogma de que la migraña es una enfermedad cerebral de origen  genético, que expresa una condición de hiperexcitabilidad neuronal que la emparenta con la epilepsia y otros trastornos paroxísticos, se ha buscado con insistencia el gen o los genes responsables de esa condición hiperexcitable. Cada cierto tiempo salta la noticia en los medios:Sigue leyendo «La migraña, abierta en canal»

Sensibilidad biológica a contextos

  Estamos condicionados por nuestros genes. No podemos ser y hacer aquello que el genoma humano no contempla y tampoco podemos sustraernos a lo que el genoma impone. La tensión entre el querer y el poder admite una generosa banda de posibilidades. El código genético supone sólo el 2% de ADN codificante. El resto eraSigue leyendo «Sensibilidad biológica a contextos»

La migraña se aprende

Sostienen los neurólogos, en base a la elevada incidencia familiar de la migraña, que ésta es una enfermedad genética. El migrañoso nace. Sus genes contienen la clave que explica el origen de sus crisis. No se conoce el mecanismo ni los genes implicados pero la conclusión es contundente: si usted tiene migraña, su descendencia tieneSigue leyendo «La migraña se aprende»

Canicas

A un grupo de ratones les provocan una lesión del ciático (modelo de dolor neuropático) para estudiar posibles cambios en la expresión genética tras unos meses de conducta plausiblemente achacable al dolor. Una vez comprobado que los ratones se conducen como si tuvieran dolor se hacen dos grupos: Grupo 1) «en canicas»: residen en unaSigue leyendo «Canicas»

Enfermedades de mujeres

El dolor irracional, erróneo, el que aparece sin que ninguna lesión o enfermedad de los tejidos detectable lo justifique, anida especialmente en el organismo femenino. Antaño preguntábamos (a los varones) si tenían «enfermedades de mujeres». Era el modo «educado» de interesarse por posibles enfermedades venéreas. Lo lógico hubiera sido preguntar a ellas si tenían «enfermedadesSigue leyendo «Enfermedades de mujeres»