Enfermedades y padecimientos

La etiqueta enfermedad exige una causa conocida y objetivable. No bastan las hipótesis. El profesional es quien dictamina si hay o no enfermedad.
El padecimiento lo certifica quien lo padece, el pa(de)ciente. El profesional no tiene competencia en esa cuestión.

Catastrofismo neuroinmune

En el genoma es todo lo que está, pero no está todo lo que podría ser peligroso. A base de error-ensayo-error, iremos completando el catálogo individual de lo amenazante e improductivo y cada SNI irá modulando el catastrofismo a lo largo de la vida, con una cuota variable de error.

David del Rosario. Una persona que quería conocer después de haberle leído.

David del Rosario es un personaje atípico desde distintos ángulos de observación, lo cual ya lo hace interesante. De letras, ingeniero de telecomunicaciones, interesado en la Neurociencia, investigador… todo ello al servicio del ciudadano, de su día a día. Para conocerse a uno mismo, no viene mal conocer el cerebro, el humano, el que gestiona nuestra peripecia vital desde su sistema de valores biológicos, evolutivos. En busca del sentido de la vida El cerebro, dice David y dice bien, no busca la veracidad, sino la coherencia. ¿Con qué? No lo sabemos. Cada cerebro (u organismo, si se prefiere) construye una …

Seguir leyendoDavid del Rosario. Una persona que quería conocer después de haberle leído.

Neuromedicina

Toda la parafernalia neuro no ha esclarecido ni aliviado el problema de los pacientes mortificados e invalidados por los síntomas sin explicación médica. Puede que el desbordamiento de datos haya complicado el problema.
-Me encuentro muy mal, doctor.
-Es todo normal.
-No me lo explico.
-Sinceramente, yo tampoco.

Síntomas sin explicación médica. A quién consultar.

Cuando uno es un incompetente, un ignorante, como era mi caso, la solución está en dos sitios:
1) Elaborar preguntas y buscar respuestas en los libros.
2) Los pacientes. Interesarte de verdad por lo que les está pasando.

La sensibilización es un mecanismo básico del aprendizaje

Al organismo hay que dejarle en paz cuando no nos necesita.
La sensibilización no justificada biológicamente debe combatirse y no promocionarse.