Aprender a imaginar

  El organismo es un espacio opaco en el que se integran una infinidad de procesos de extremada complejidad. Todo ello sucede en el ámbito de lo inconsciente. Lo que no aparece explicitado en la conciencia es objeto de la imaginación. El instinto de buscar y dar (aparentemente) con patrones que permitan comprender y anticiparSigue leyendo «Aprender a imaginar»

«La información»

La alimentación, la digestión, el metabolismo, la respiración, la circulación… son funciones importantes, vitales. El ciudadano hace cábalas sobre ellas. A veces la digestión es lenta o mala, la sangre no circula, no respira lo suficiente… Eso piensa y parece. La información es otra función importante. No sólo de glucosa viven las células sino tambiénSigue leyendo ««La información»»

Pienso, luego muevo

  Somos movimiento. Toda la complejidad de los circuitos neuronales y la maquinaria de órganos y sistemas está al servicio de la acción. La percepción es el resultado de una acción exploradora. Los ojos palpan el entorno. Lo percibido, a su vez, guía el curso de la acción. En la denominada «teoría del sandwich», laSigue leyendo «Pienso, luego muevo»

Anarquía

La red neuronal es una compleja red de capas de procesamiento de datos. Los sentidos externos e internos detectan las variables de la realidad y las codifican en un flujo ascendente continuo de señales electroquímicas que conecta con centros que contienen respuestas potenciales motoras, vegetativas, emocionales, cognitivas y perceptivas. El dolor es una respuesta perceptivaSigue leyendo «Anarquía»

El cerebro sueña la realidad

Intuitivamente pensamos, en lo que se refiere al dolor, que este se genera allí donde duele. ¿Qué pinta el cerebro en todo esto? ¿Pinta algo, realmente? Estamos instruidos a pensar en huesos, músculos, articulaciones, corazones y estómagos dolientes, generadores de dolor. Cuando sentimos dolor en la zona lumbar damos por sentado que surge de «laSigue leyendo «El cerebro sueña la realidad»