No tiene usted nada. Es todo normal.

Un porcentaje sustancial de la ciudadanía padece síntomas altamente mortificantes, invalidantes y descorazonadores, desde hace años. Han peregrinado por todas las consultas públicas, privadas y alternativas imaginables, sin encontrar una explicación ni un alivio aceptable. – No tiene usted nada. Es todo normal. O quizás… – Tiene usted migraña, fibromialgia, dolor crónico… Etiquetas, sólo etiquetas. – Mucho desgaste, artrosis… Imágenes, sólo imágenes. Todos las tenemos aunque no sintamos dolor Peor aún: – Es todo psicológico. Le recomiendo acudir al psicólogo – Ya he estado. Sigo igual ¿Cómo puede ser cierto que sea todo normal ante tanto sufrimiento e invalidez? Pues, …

Seguir leyendo

Correlación, casualidad o causalidad. A propósito de un caso.

Ayer en la tertulia un amigo nos cuenta un caso que le sucedió hace unos cuantos años. La cosa iba de pulseras magnéticas y sus indudables beneficios para eliminar en bastantes casos todo tipo de síntomas. – No me vais a creer, pero a mí me funcionó. No era una pulsera sino un collar magnético. Todos los días, por espacio de unos años, a las cinco de la tarde, me entraba un dolor de cabeza intenso. Los calmantes no me hacían nada. Además tenía que dar clase de txistu a los críos y el ruido me hacía el dolor insoportable… …

Seguir leyendo

Dolor de daño fantasma

No vemos, oímos, olemos ni degustamos ese interior. Se presenta en la conciencia en otro formato de percepciones. Sentimos dolor, cansancio, picor, hambre, sed… y no siempre algo se ha dañado donde duele, acabamos de correr un maratón, nos pica un mosquito o llevamos varios días sin probar bocado ni beber agua.

El complejo del dolor

Hay dos tipos de dolor: el sencillo y el complejo. Un dolor sencillo es aquél que se proyecta en la conciencia como consecuencia de un daño necrótico consumado o inminente. – Me duele el talón. Tengo un clavo en el zapato. La cirugía del zapato pone fin al dolor. – Me duele el gemelo al andar. Me tengo que parar cada cincuenta metros. La cirugía arterial resuelve el problema. Dolores sencillos. – Me duele el talón. Tengo un espolón calcáneo. Me dicen de operar. Tener un clavo en el zapato no es lo mismo que tener un «espolón» aparente en …

Seguir leyendo

El dolor expresa un estado de alerta-protección

El organismo cuenta con el Sistema Neuroinmune para evaluar continuamente amenazas consumadas o potenciales a su integridad física, en cada escenario, en cada acción, en cada zona. La cabeza, la cara, el cuello, el hombro, el codo, la mano, un diente, un ojo, la planta del pie, el abdomen, el suelo pélvico… o todo el cuerpo… Cada lugar tiene su estado evaluativo fluctuante, en función de lo que sucede o lo que pudiera suceder. Cada estado tiene su proyección en la conciencia. Si no hay valoración de amenaza consumada, inminente o imaginada, nos sentimos bien, es decir, no nos sentimos, …

Seguir leyendo