Memorias del dolor

 

Sin memoria no hay supervivencia posible. Existe la vida gracias a la capacidad de memorizar, retener información sobre las consecuencias de una acción previa que permita mejorar la respuesta ante la exposición del mismo estímulo que dio lugar a esa acción. Podemos tropezar dos y más veces en la misma piedra pero habitualmente el primer tropezón con una piedra deja una huella que permite evitarla en una segunda exposición.

Seguir leyendoMemorias del dolor

>Memoria (y olvido) del dolor

> Recordar, retener información sobre lo sucedido, es una condición necesaria para sobrevivir. Todos los seres vivos tienen memoria. El mismo estímulo no produce la misma respuesta si se vuelve a aplicar. A veces la reexposición genera una respuesta más viva (sensibilización), y otras lo contrario, indiferencia (habituación). Si un estímulo irrelevante como el sonido de una campana precede repetidamente a otro significativo como la comida acaba generando una respuesta (reflejo condicionado simple). Las conductas también se activan o bloquean influidas por la memoria. Si lo que hacemos se sigue repetidamente de una recompensa repetiremos la acción para gratificarnos o …

Seguir leyendo>Memoria (y olvido) del dolor

>Memorias del dolor

> La red neuronal trabaja de memoria. Cada conexión retiene huellas de sus activaciones y cada estímulo produce una respuesta en la red que está influida por respuestas previas. Hay muchos tipos de memoria, en función de su cometido y su soporte físico.Hay memorias conscientes, que podemos sacar a la superficie cuando las solicitamos (a veces se bloquean y se quedan «en la punta de la lengua») y otras operan sin darnos cuenta. Hay memorias de lo reciente y otras de lo pasado. También hay memorias del futuro, predicciones apoyadas en los datos disponibles.Hay memorias estables y memorias inestables (se …

Seguir leyendo>Memorias del dolor

>Ya es Navidad en el cerebro de Homo sapiens (ma non troppo)

> Homo sapiens (m.n.t.) es un animal sin presente. Su cerebro emulador invade el espacio-tiempo y desborda desde el antes y el después el aquí y el ahora. El cerebro de los sapiens (m.n.t.) es pre y postvisor. Sabe que la clave para sobrevivir reside en tener buena memoria del pasado, por supuesto, pero también del futuro, de lo que pudiera suceder. Sabe, por ejemplo, por experiencia ajena y consejo de expertos que las cervicales son frágiles y sensibles, que tienden a contracturas y pinzamientos. Sabe que si te dan por detrás en un semáforo estás perdido. El cerebro sapiens …

Seguir leyendo>Ya es Navidad en el cerebro de Homo sapiens (ma non troppo)

>¡Que no recaiga!

> Lo difícil no es tener éxito sino mantenerlo una vez se ha alcanzado. – Estuve bien una temporada… pero otra vez estoy como antes… El dolor, no asociado a daño necrótico, tiene cierta tendencia a desvanecerse cuando le atizamos con una terapia o un cambio de hábitos para reaparecer al cabo de una temporada con nuevos bríos. El cerebro gusta de reeditar el pasado y el futuro, reponer antiguos modos de evaluar la realidad… aunque fueran erróneos. La memoria es una función muy disputada entre contrarios. Cada contenido de memoria es el resultado de la activación de una asamblea …

Seguir leyendo>¡Que no recaiga!

>Recuerdos dolorosos

> La memoria es una propiedad fundamental de la vida. Si no recuerdas nada estás perdido. Las neuronas se organizan en circuitos cuya función es construir memoria de cuanto acontece en momentos y lugares, en presencia de todo tipo de señales que alertan sobre la ocurrencia potencial de algo relevante. Un componente fundamental de la memoria es el olvido. No tiene sentido retenerlo todo. Hay que seleccionar, separar el trigo de la paja. Hay varios tipos de memoria, cada uno con una aplicación distinta. La mayoría de ellas opera inconscientemente, de espaldas a la voluntad y percatación del individuo. Los …

Seguir leyendo>Recuerdos dolorosos