>Ser o estar… esa es la cuestión

> Estamos en la era del genoma. Todo proviene de los genes. Somos genes. Eso dicen. Un padeciente de migrañas es un migrañoso. Así lo dictan sus genes. Lo mismo sucede con un deprimido, un fibromiálgico… Podemos nacer marcados por la predisposición a ser enfermos. El dolor crónico es una enfermedad. Eso empiezan a decir.  Aborrezco el verbo ser cuando nos saca de las casillas debidas, cuando nos determina y condena a perpetuidad a la condición de enfermedad, injustificadamente. – Nadie es un migrañoso. Padece, está con migraña. A veces se dan varios casos de un padecimiento en la familia.  – …

Seguir leyendo>Ser o estar… esa es la cuestión

>Epidemias meméticas

> Los padecimientos en ocasiones se comportan de modo epidémico. Se extienden entre la población. Varios miembros de un colectivo pueden verse afectados. Familias enteras… La conducta epidémica del sufrimiento sugiere diversos orígenes: genes, tóxicos, gérmenes, estilos de vida (estrés), emergencia (algo nuevo y misterioso surgiendo de «la vida moderna»)… Los medios de comunicación se prestan a la difusión de todo lo emocionante y difusible. La alarma, el miedo, es una emoción fácilmente activable y contagiosa.  Homo sapiens (ma non troppo) tiene un cerebro seleccionado para el contagio social. La corteza cerebral humana es un terreno excelente para el chismorreo. …

Seguir leyendo>Epidemias meméticas

>Espejos y memeces

> La cultura occidental nos moldea con la ilusoria convicción del YO. Percibimos de forma convincente nuestra presencia, nuestra frontera, la propiedad de nuestro ser y la agencia de nuestras acciones. Cuando sentimos algo que no procede de nuestra voluntad o no puede ser explicado como consecuencia de lo previamente decidido tendemos a concluir que algo extraño se ha colado en nuestro sistema de decisiones.El dolor nos plantea ese tipo de perplejidades. Si no podemos interpretarlo como una consecuencia de nuestras decisiones previas surge la sospecha de que algún factor añadido anómalo se ha colado en nuestro organismo, precisamente allá …

Seguir leyendo>Espejos y memeces