El músculo no se contractura; se contrae.

– Me duele el cuello. Me ha dicho el fisio que tengo contractura.

El paciente asiente con el dictamen. ¿Dolor? Contractura. Así de sencillo. Se masajea y listo.

¿Qué es una contractura muscular?

No tengo ni idea. En los cursos a fisios lo pregunto por si alguien lo aclara. Obtengo el silencio por respuesta.

No hay duda de que es una palabra de éxito, entre profesionales y pacientes, pero como todas las palabras de éxito, son peligrosas pues no sabemos cuál es su significado real.

Un músculo es un conjunto de fibras musculares dispuestas a acortarse cuando se les ordene. La orden la da la neurona, que libera el mensajero (acetilcolina) en el punto de recepción (placa motora). Si bien la propia fibra muscular es irritable, puede acortarse cuando recibe un estímulo mecánico (por ejemplo es percutida con un martillo de reflejos), habitualmente sólo lo hace cuando recibe la correspondiente orden por parte de la neurona que libera el mensajero.

En «reposo» siempre hay un número variable de fibras que se contraen alternándose y mantienen el tono. Hay estados patológicos de excesivo o escaso tono.

Por otra parte la consistencia muscular está influida por la tixotropía, una propiedad física de algunos fluidos y geles, que expresa una viscosidad variable, según sea estimulada térmica o mecánicamente. La miel tiene tixotropía. Si se calienta o se le deja reposar se vuelve viscosa. Si se soba con una cuchara se reblandece.

El músculo es como la miel. En reposo es más viscoso y si se masajea se ablanda.

Sobre ese tono basal, las fibras se contraen cada vez que se les ordena, bien porque se quiere hacer algo o formando parte de un programa no intencional.

Basta con que estemos poco relajados para que haya un número excesivo de unidades motoras activas. Las fibras musculares de esas unidades se contraerán y decontraerán mientras persista la poca relajación.

– Relájese. Los músculos del cuello llevan demasiado tiempo contrayéndose.

Basta obedecer, relajarse, para que cese la contracción.

Otras veces está activo un programa de protección, innecesariamente.

– Al cuello no le pasa nada. Desactive la protección, la alerta. Suelte los músculos. Deje que el cuello pueda hacer los pequeños y continuos movimientos de ajuste postural.

El músculo está preparado para afrontar todas las tareas razonables, sin problemas. El reclutamiento de unidades motoras es inteligente y está exquisitamente controlado para ejecutar las acciones deseadas, con economía y eficiencia.

Si duele no es porque los músculos se han quedado contraídos, almidonados. Eso sucede en el rigor mortis porque ya no hay energía para la decontracción.

El dolor tiene más que ver con estados evaluados de alerta-protección de la zona. Basta hacer un trabajo de disolución de esos estados para que el dolor se evapore.

Relajar, recuperar variabilidad, eliminar vigilancia, miedo, creencias, expectativas alarmistas…

– Me han dicho que tengo contracturas. El stress, las cervicales…

Puede que la zona esté trabajando con un exceso de órdenes a las fibras musculares y que se les mande contraerse más de lo necesario.

Si es así lo que procede es sanear las órdenes, los estados evaluativos de alerta-protección.

No estaría mal que se borrara de las consultas el término contractura y se explicara la maravilla del control de la actividad muscular.

Si no es posible, al menos, podría sustituirse por «neuromuscular»:

– Tengo contracturas neuromusculares. La red neuronal mantiene un régimen de contracciones musculares excesivo.

Lo que procede es sanear ese régimen de trabajo.


2019-07-25 11.12.31

Acerca de arturo goicoechea

Neurólogo. Nacido en Mondragón, Guipúzcoa, en 1946. Jefe del Servicio de Neurología en el Hospital Santiago de Vitoria (Álava), España, hasta 2011, en la actualidad jubilado. Permanece activo como enseñante y divulgador de la aplicación de la Neurociencia al ámbito de la Neurología, especialmente referida a la migraña y al dolor crónico sin daño, impartiendo cursos y charlas y, desde hace una decena larga de años, a través de su blog.
Esta entrada fue publicada en Medicina y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

14 Responses to El músculo no se contractura; se contrae.

  1. Buenos días D. Arturo, le pido permiso para usar este texto completo en mis cursos de Mindfulness y relajación (citando la fuente, por supuesto) y con mis pacientes (soy Psicólogo), Resulta muy esclarecedor.

  2. MBO dijo:

    Excelente.

    pero todo el mundo habla de «nudos» que duelen al ser apretados y que habrá que «disolver» a base de masajes. La mitologia alrededor del dolr es amplia, variada y poderosa.

  3. Mdelavegaruiz: por supuesto. Gracias

  4. MBO: así es

  5. Josep dijo:

    Apreciado Arturo

    Ciertamente en primaria se hereda y sobreusa el término contractura muscular.
    Cuando se produce una excesiva actividad neuromuscular en la zona cervical poterior vienen pacientes aludiendo » contractura».
    Hay otro aspecto del universo de la contractura que no se queda atrás
    El famoso circulo vicioso entre contracción excesiva- hipertono – dolor- mas hipertono – mas dolor etc… Sabras que es muy usual pero no sé hasta que punto el bucle se cumple…
    Otro tema a colacion de este es la descontraccion a traves del calor aplicado en la zona
    La verdad es que no se hasta que punto es creencia/ placebo/expectativa o bien hay una base fisiopatologica.
    Hace poco un fisio amigo me hablaba de que al practicar punciones secas algunas hipercontracciones mejoraban pero tambien me dijo que humildemente no se conoce muy bien por qué…

    Me/ nos ayudas?

    Gracias

  6. Sandra dijo:

    Tengo la gran suerte de estar asistiendo a las clases de Arturo que junto con Marisol e Iñaki hacen un trabajo encomiable.
    Gracias por enseñarnos y ayudarnos tanto a encauzar nuestro cerebro por el camino de la BUENA y CORRECTA información (así lo pienso) ya que a mi cambio personal me remito.
    Años de dolores crónicos, a los que lunes a lunes (los días de curso), voy haciendo un corte de mangas.
    El último gran logro (para mí), decir adiós a la iontonforesis que me aplicaban en la Unidad del Dolor desde hace años y donde tenía pánico que dejaran de citarme cada 3 ó 4 meses. Quién iba a decirme que finalmente iba a ser yo la que llamara para frenar el tratamiento y lejos de sentir pavor por dejarlo, iba a sentirme LIBRE!!
    Tenéis mi admiración por vuestra dedicación desinteresada con el fin de que cada vez haya menos número de padecientes.
    GRACIAS!!!!

  7. Fer dijo:

    Genial! Me ha parecido muy interesante y esclarecedor. Gracias!

  8. Que papel desempeña el huso muscular entonces? Gracias

  9. Hectorlopez: detecta elongación del músculo.

  10. Pero, no tiene entonces una función de protección en caso de «peligro» de acortar las fibras intrafusales y crear la polémica contractura, para defenderse de una posible lesión?

  11. hectorlopez: el músculo estimulado con una elongación brusca responde con la contracción (reflejo miotático) pero se decontrae. La contracción muscular es una distribución compleja en tiempo-espacio de unidades motoras que se contraen y decontraen. La decontracción está tan garantizada como la contracción. Es un proceso activo que consume energía, la misma que se necesita para contraer.

  12. bethlen dijo:

    Fabulosa explicación a ver si cunde el ejemplo y hacemos caso utilizando correctamente los términos.

  13. bethlen dijo:

    Fabulosa explicación a ver si cunde el ejemplo y hacemos caso utilizando correctamente los términos.

  14. Pingback: Marzo y sus cosas: twitter a través de Helse Fisioterapia. – Helse Fisioterapia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.