Las defensas cognitivas

Utilizamos habitualmente el término “las defensas” para referirnos al grado de protección que un organismo dispone para mantenerse sano frente a todo tipo de amenazas. Podemos estar en un estado de “bajas defensas” y exponernos a padecer diversas enfermedades. No se considera un teórico estado de “defensas altas”, excesivamente sensibilizadas, si bien en la práctica reconocemos que el Sistema Inmune se pasa a veces de la raya de la sensatez defensiva y comete errores “hiperdefensivos”, activando la inflamación o la muerte celular programada sin que se dé ninguna circunstancia que lo justifique (alergia, enfermedades autoinmunes).

“Las defensas” deben estar en el estado de alerta necesario para detectar no sólo incidencias consumadas de daño sino también la presencia de agentes y estados que pudieran provocar dicho daño. Un banco debe detectar que han entrado los ladrones y están consumando el robo pero sería más deseable detectar a los ladrones cuando van a entrar al banco y detenerlos antes de que inicien la faena.

Con las “defensas bajas” detectamos peor el peligro y reaccionamos de forma insuficiente cuando la amenaza se ha consumado.

Con las “defensas altas” detectamos también mal el peligro (lo vemos donde no hay) y reaccionamos también mal ante su errónea detección: impedimos que honrados ciudadanos entren al banco a realizar operaciones normales por la sospecha de que son ladrones.

Hay estados patológicos en los que las neuronas vigilantes (nociceptores-receptores de nocividad-) no detectan el peligro por estar enfermas. Los agentes nocivos (estímulos mecánicos, térmicos, químicos) no son detectados y se produce el daño en los tejidos sin que el individuo sienta dolor. Atracan el banco conocidos ladrones pero no han saltado las alarmas. Estaríamos en un estado de neuro-“defensas bajas”.

También hay estados en los que sucede lo contrario. Por patología de los nociceptores se generan falsas alarmas. Se producen falsas señales en los sensores y suena la sirena, aun cuando no haya ladrones. Duele aun cuando no haya daño. Los neurólogos llaman a este dolor “dolor neuropático”, es decir, por patología del nervio (cable-sensores). Puede ser un cortocircuito. En la oficina bancaria saben que el hecho de que suene la sirena no indica robo sino que los sensores o los cables que transmiten la señal están averiados y generan chispazos de falsa señal. La oficina funciona pero es insoportable trabajar así.

Pudiera suceder que toda la infraestructura del sistema neuronal defensivo (sensores, cables, circuitos) estuviera intacta pero la información o previsión de daño atribuyera un riesgo a estados o agentes catalogados como peligrosos. Ello daría lugar a la activación de la alarma ante dicha evaluación de riesgo. Sería un estado de “defensas altas”, en guardia, atentas, vigilantes, malpensadas, equivocadas, cabezotas, ofuscadas, malinformadas…

La migraña, fibromialgia, fatiga crónica, colon irritable y otros padecimientos similares son estados de “defensas altas”, desmedidas, hipervigilantes. Actúan como lo hace el Sistema Inmune cuando sus defensas están sesgadas hacia la valoración de riesgo sin que lo haya.

Los profesionales tienden a ignorar el estado de “defensas altas” y desplazan la responsabilidad del problema de las neuronas (Sistema Nervioso) al individuo. Convierten un problema físico (evaluativo neuronal) en psicológico o dan por sentado que los problemas provienen de una misteriosa enfermedad que genera un estado de “bajas defensas” cuando justamente el problema es el contrario.

– Mi Sistema psiconeuroinmunendocrinosteomioartropático no funciona bien. Alguna enfermedad me ha pillado con las “defensas bajas” y me ha afectado. Puede que mis genes defensivos no sean los adecuados…

El Sistema psiconeuroinmunendocrinosteomioartropático puede encontrarse en estado de alerta, en “defensas altas” y convertir la vida en un infierno.

El problema debiera ser sencillo de entender. No lo es. No se acepta que sea así.

– Está usted sano pero tiene las “defensas altas”. Habría que derogar el estado de excepción del organismo…

–  No estoy de acuerdo. Estoy enfermo. Mis “defensas” tienen que estar necesariamente bajas.

Dar con el punto justo de “las defensas” no es fácil. Las expectativas y creencias pueden alejar ese punto de la zona de sensatez y cronificar un estado de hipervigilancia que hace la vida imposible.

La Inmunidad cognitiva (expectativas y creencias) exige la tolerancia a lo irrelevante, la condición de salud cuando uno está sano e impide que se activen los programas de enfermedad por evaluación errónea de probable e inminente amenaza.

– Me encuentro bien. Tenía las “defensas altas”. Hemos conseguido devolverlas a su sitio. He cambiado mis convicciones y expectativas y mi modo de reaccionar ante las falsas alarmas, ante la apariencia de enfermedad.

La Neuroinmunidad existe. Cuídela. Manténgala en el punto sensato.

Anuncios

Acerca de arturo goicoechea

Born in Mondragón, Guipúzcoa, in 1946. Head of the Neurology Department at the Santiago Hospital in Vitoria (Álava), Spain. Published books: Jaqueca, 2004. Depresión y dolor, 2006. Cerebro y dolor (Esquemas en dolor neuropático) 2008. Migraña, una pesadilla cerebral, 2009.
Esta entrada fue publicada en Medicina, Neurociencia y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Las defensas cognitivas

  1. pere dijo:

    En los ordenatas ocurre eso mismo y el problema, desde el punto de vista de la información, se ha estudaido bastante. Si pongo el filtro antispam demasiado bajo me trago toda clase de publicidad (y otras cosas). Si lo pongo demasiado alto me elimina emails que ciertamente deseo recibir como si fueran spam. No hay solución mágica. Lo mejor que tenemos por ahora es quitar automáticamente lo que de seguro es nocivo/inútil, aceptar automáticamente lo que sabemos de seguro no es nocivo, y dejar a la conciencia (usuario) la decisión sobre los casos indefinidos.
    Traducido a la biología ¿como queda?
    saludos,

  2. pere: dicen los neurocientíficos que el cerebro utiliza la lógica probabilística bayesiana para tomar decisiones, es decir, aplica una matriz de conocimiento o creencias a la interpretación de los datos. Con cada dato va modificando esa matriz o apriori. El problewma reside en la generación de la matriz. Si está edificada sobre inducciones fiables, empíricamente fiables la red bayesiana mejora su capacidad predictiva. Si la matriz de creencias en vez de ser empírica es simplemente subjetiva, construida sobre información experta no demostrada (tal como sucede en el terreno del dolor sin daño) el cerebro está condenado a aceptar spams como información y a rechazar la información contrari< como spam.

    Cerebro y ordenadores funcionan igual en este caso.

    Gracias por la analogía.

    Saludos

  3. Imanol Gracia dijo:

    Buenas tardes Dr. Arturo,

    Le escribo porque estoy pasando un período regular.Casi hace un año y medio tuvo una fractura de peroné a la altura de la rodilla. Investigando en internet leí que estas fracturas podrían lesionar el nervio peróneo que pasa al lado del peroné. Me han hecho 3 electromiogramas y todo normal. El problema es que al tocar una zona en el dorso del pie me da una especie de calambre en la zona del dedo gordo. Puedo levantar el dedo sin problemas. El neurólogo me dijo que no había lesión del nervio y no le dio mucha importancia a los calambres recetándome vitamina B, pero yo estoy muy mosca con estos calambres, ya que siempre son en la misma zona del mismo pie. He probado buscar esa zona en el otro pie y ahí no me da calambre.

    Puede el cerebro provocar estos calambres? O sin embargo, podría ser que en realidad el nervio sí esté dañado y el electromiograma no sea tenga sensibilidad suficiente para detectarlo?

    Gracias de antemano,

    Imanol

  4. Imanol: efectivamente el nervio peroneo se puede lesionar por problemas de cabeza de peroné pero en tu caso el nervio es normal porque así lo atestiguan los tres electromiagramas. La sensación de calambre (supongo que en forma de electricidad) se denomina signo de Tinel : al tocar o percutir un nervio se evoca la sensación. Es muy común en el nervio cubital en el codo. Puede indicar una mínima secuela de fibras sensitivas, sin importancia y se facilita por estados de alerta. Olvídate de la historia. No te líes.

    Saludos

  5. Imanol dijo:

    Gracias Dr. Arturo por la respuesta,

    La verdad que estoy preocupado con el tema. Yo suelo andar en bici y además suelo correr (hago duatlones) aunque últimamente no lo he hecho mucho por miedo a que la cosa vaya a peor si empiezo a practicar deporte, por los roces, estrés en los músculos, etc. Entonces tu consejo es que a los calambres que siento intente restarle importancia, no? Pensar que nada malo va a pasar. La actividad deportiva podría empeorar los síntomas o como bien dices en algunas entradas podría hasta disolver las sensaciones raras que se tienen?

    Gracias,

    Imanol

  6. Imanol: mi consejo es que les quites relevancia porque no la tienen. Yo recuerdo una lesión en la cara anterior de una pierna, con herida profunda. Durante bastante tiempo también sentí ese calambre. Bastaba tocar en un punto concreto. Como sabía lo que era, aun cuando lo sentía, no le dedicaba la más mínima atención y seguía con la actividad. Con el tiempo se fué. En el peor de los casos, puedes tener una mínima lesión residual, irrelevante en ramitos sensitivos del nervio. Me parece una insensatez abandonar tus actividades preferidas. Eso sólo puede ocasionarte frustración, ansiedad, hipocondria… y puede cronificar el calambrito.

    Saludos

  7. Imanol dijo:

    Hola Dr. Arturo,

    Así lo voy a hacer. Voy a empezar con las actividades deportivas y ya te contaré cómo va la cosa. Espero olvidarme de todo esto en unos meses, ya que llevo una temporada bastante rayado con este tema.

    Gracias,

    Imanol

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s