El cultivo de la migraña

Sostiene el Neurocientífico V. Ramachandran, previsiblemente sin evidencia científica para Osakidetza, que el dolor es (el resultado de) una opinión cerebral. Otros neurocientíficos, también sin evidencia científica, dirían que es (el resultado de) una decisión.

Habría innumerables alergólogos e inmunólogos que sostendrían, previsiblemente con evidencia cientifica para Osakidetza, que las alergias y enfermedades autoinmunes son (el resultado de) una opinión o una decisión errónea del sistema inmune.

Tanto el Sistema Nervioso como el Sistema Inmune se dedican a opinar-decidir sobre lo que constituye una amenaza para la integridad física del organismo. Opinan-deciden y actúan en consonancia con lo que opinan-deciden, desde el sesgo del “error menos costoso”, es decir, aceptando por seguridad un exceso de falsos positivos, dando por amenazante algo inofensivo.

En la alergia al polen el sistema inmune opina-decide que el aire que lo contiene es peligroso y despliega la inflamación en diversas mucosas. La inflamación alérgica sería, evidentemente, el resultado de un error de evaluación de amenaza. Sería además, y aquí surge el problema, un error no detectado sino todo lo contrario, consolidado a lo largo del tiempo.

La propuesta del origen evaluativo de la migraña se basa en la hipótesis de que el Sistema Neuroinmune opina-decide que la cabeza está amenazada  en un determinado escenario y, como consecuencia, emerge en la conciencia la crisis.

Evidentemente se trata de un error, dado que nada amenazante sucede en la cabeza mientras  el sentimiento doloroso y nauseoso campa a sus anchas. El Sistema Neuroinmune ha opinado-decidido erróneamente.

Esta es nuestra hipótesis de trabajo. Hay evidencia científica de que no soy ninguna eminencia. No he publicado nada en las revistas de las evidencias. No me dedico a publicar sino a estudiar, reflexionar y construir hipótesis plausibles.

La hipótesis del error evaluativo me parece plausible, no menos plausible que la del error inmune y me he dedicado a proponerla a profesionales y pacientes.

Gracias al Dr Aguirrezábal nos pusimos a aplicar la hipótesis, explicando el proceso de la migraña desde la óptica de la Biología actual y hemos comprobado que el sistema neuroinmune del alumnado reduce considerablemente la cuota de errores de opinion-decisión. Lo comprobamos en un estudio piloto y en un ensayo clínico aleatorio más adelante. El estudio no lo ha aceptado hasta el momento ninguna de las revistas a las que lo hemos enviado. Puede que haya problemas metodológicos. No entiendo de lo de publicar.

La cuestión reside en lo siguiente:

¿Cómo se cuecen las opiniones-decisiones del Sistema Neuroinmune? y ¿cómo debemos-podemos actuar para minimizar los errores evaluativos?.

No entro en el ámbito inmune pues no tengo competencia profesional para decir nada. pero pienso que las opiniones-decisiones de activar estados de amenaza, el proceso de aprendizaje que las genera, se aprenden, se cultivan.

La red neuronal es un medio de cultivo que recibe continuamente datos sobre la interacción del organismo con el entorno. Sobre esos datos, construye hipótesis, opiniones… y “decide”, a veces con acierto y otras sin él.

Hay mucha literatura neurocientífica que fundamenta la función evaluativa. Lamentablemente, no se ha trasvasado al ámbito de su aplicación clínica.

Las opiniones-decisiones de la red neuronal defensiva encuentran en la red sanitaria pública un medio de cultivo sensibilizante que propicia el que un 15% de los ciudadanos estén sometidos al despropósito de las crisis, de las evaluaciones erróneas no corregidas.

La función de Osakidetza sería la de promover un medio de cultivo que minimice los errores evaluativos, tal como se le ha propuesto.

Lamentablemente, Osakidetza ha optado por seguir promoviendo las condiciones culturales que permiten la germinación y desarrollo de las malas hierbas de la migraña.

Existe un colectivo de ciudadanos que consigue batir récords en el cultivo de la migraña: los neurólogos. Son los que disponen y fertilizan un medio de cultivo más adecuado, el de su evidencia científica. Creen en lo que predican y por ello las opiniones-decisiones migrañizantes de su sistema neuroinmune brotan con más facilidad.

La migraña no nace. Se cultiva… con fondos públicos y privados.

Acerca de arturo goicoechea

Born in Mondragón, Guipúzcoa, in 1946. Head of the Neurology Department at the Santiago Hospital in Vitoria (Álava), Spain. Published books: Jaqueca, 2004. Depresión y dolor, 2006. Cerebro y dolor (Esquemas en dolor neuropático) 2008. Migraña, una pesadilla cerebral, 2009.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El cultivo de la migraña

  1. Diego dijo:

    Hola, Arturo. He terminado el libro Jaqueca. Me ha encantado. Qué pena no haber encontrado este contenido antes. Quería saber si el dolor de cabeza que se asocia con fatiga visual se trata del mismo caso. Muchas gracias.

  2. Diego: en mi opinión, sí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s