Serotonina deprimida

Dicen que cuando andamos desfondados de ánimos y no vemos horizonte es porque falta serotonina en los circuitos. De ahí que utilicemos fármacos que apuren un poco su acción en las sinapsis (puntos de conexión entre neuronas). Cuando hay poca comida hay que rebañar bien el plato. La depresión correspondería al patrón de cualquier enfermedadSigue leyendo «Serotonina deprimida»

>Complejidad neuronal

> Muchos neuroterapeutas reducen la complejidad de la actividad neuronal a cuestiones bioquímicas simples. El cerebro es visto, a veces, como una glándula endocrina que segrega unas pocas hormonas: serotonina, dopamina, noradrenalina y algunas otras de menos relevancia. El desánimo es la consecuencia de un bajón de serotonina, el desvarío sigue a la hiperactividad deSigue leyendo «>Complejidad neuronal»

>Ay!, me sube la colecistoquinina

> Los estados cerebrales sufren vaivenes a golpe de chorretones de unas pocas moléculas que se producen en pequeños núcleos neuronales y se dispersan a lo largo y ancho de la red neuronal. Nuestros estados de ánimo y desánimo, motivación-desmotivación, placer-desagrado, rabia, angustia y demás se mueven al compás de estas pocas pero poderosas sustancias. Sigue leyendo «>Ay!, me sube la colecistoquinina»