Este deprimente cerebro

> Todo cuanto sentimos procede de la puesta en escena en la consciencia de un determinado estado de conectividad. Los estados de ánimo no son una excepción. Si sentimos desánimo es porque se han activado necesariamente las áreas cerebrales que lo generan. El porqué ha sido así ya es otra cuestión, la cuestión. El cerebroSigue leyendo «Este deprimente cerebro»

>Respuesta de enfermedad

> Los primates «avanzados» disponemos de un plus cerebral especializado en proyectar al individuo la percepción de que algo no va bien en el interior, de que estamos enfermos. La percepción de enfermedad invita al individuo a comportarse como un enfermo, es decir, quedarse inmóvil en el refugio y darse de baja de todo tipoSigue leyendo «>Respuesta de enfermedad»

>Sentir ganas

> Al organismo no le basta con disponer de todo lo necesario para el movimiento. Precisa, además, disponer de ganas de moverse.Las ganas son un ingrediente fundamental para afrontar el día a día. Músculos, glucosa, oxígeno… y ganas.– ¿Qué haces en la cama? ¡Levántate!– No tengo ganas…El proveedor de ganas es el cerebro. – ¿PorSigue leyendo «>Sentir ganas»