El dolor no se procesa ni modula

¿Puede el individuo modular el dolor? ¿Intensificarlo o atenuarlo?

No directamente. Tiene que hacer algo. No basta con decirse: “no me duelas“ o “duéleme un poco más”.

Puede tomar un calmante, relajarse, desviar la atención a sus cuestiones…

Si el dolor amaina quiere decir que la estrategia del individuo ha reducido la evaluación de amenaza.

El calmante no es que haya hecho efecto sobre el dolor. Ha calmado el estado evaluativo de amenaza.

Acciones

Tendemos a identificar la acción con la contracción muscular. Una acción sería una respuesta muscular a un estímulo. Intuitivamente asumimos que existe una secuencia de procesos neuronales: el estímulo es percibido (la percepción sería una simple consecuencia pasiva, obligada del impacto del estímulo sobre los sensores), analizado y evaluado y tras esa evaluación se seleccionaríaSigue leyendo «Acciones»

Información

  Es habitual en el tema del dolor (sin daño relevante) la referencia a anomalías en el «procesamiento de la información». Estas anomalías podrían producirse por varios mecanismos: