>Fisioterapia cognitivo conductual y Psicología

> Los padecientes de dolor crónico habitan un organismo que opera desde un tramado de falsas creencias sobre sí mismo. El cerebro responsable del sufrimiento mantiene una narración catastrofista de unos tejidos supuestamente vulnerables, frágiles, desgastados, enfermos, una baja estima de su resistencia a los embates de las acciones cotidianas solicitadas por el individuo. El cerebro protector del padeciente trata de limitar la conducta motriz proyectando dolor, desánimo y cansancio sobre la pantalla perceptiva consciente para que el individuo desee conducirse como si estuviera realmente enfermo, envejecido o desgastado. El padeciente de dolor crónico habita, en realidad, un organismo razonablemente …

Seguir leyendo

>Mano izquierda

> Todo esto del cerebro y el dolor está muy bien. Es necesario ver más allá de músculos, articulaciones, huesos y estreses. Hay una tupida red neuronal que toma datos de lo que se cuece en cada punto del organismo y de lo que pudiera suceder en esos mismos puntos desde la perspectiva de lo que el cerebro opina sobre su estado físico, sobre su vulnerabilidad. Está cada vez más claro que necesitamos un profundo proceso de actualización que proceda a derribar tópicos y sustituirlos por otros de más enjundia biológica. Se puede llegar a acuerdos teóricos entre todos. Sólo …

Seguir leyendo

>La nueva fisioterapia

> No hay artículo sobre dolor que no comience con la reflexión pertinente sugerida ya por Melzack y Wall a mediados del siglo pasado de que no sólo es un síntoma con una determinada cualidad sensorial sino que siempre lleva acoplada una repercusión emocional y una evaluación sobre origen y consecuencias. Una vez cumplido el ritual de las declaraciones solemnes preliminares hay prisa en profesionales y usuarios por poner una etiqueta y un remedio. La etiqueta segrega el dolor en zonas y/o tejidos: «de la columna», «muscular», «de los nervios», con una referencia confusa a orígenes: «inflamación», «desgaste», «sobrecarga», «contractura», …

Seguir leyendo

>Un ejemplo a seguir

> Si usted es un paciente con dolor crónico y acude a buscar explicación y remedio en el universo de los terapeutas recibirá fármacos, masajes, agujas, relajaciones y manipulaciones. La química alterada, las contracturas, la energía interna desbalanceada, el estrés y el mal alineamiento óseo serán las causas aducidas para justificar el tratamiento aplicado. Es poco probable que el terapeuta le advierta que toda terapia puede empeorar las cosas y que en el caso de generar (aparentemente) una mejoría se habrá abierto la puerta a un estado de adicción que contribuye a cronificar el problema. Manual Therapy es una revista …

Seguir leyendo

>Sociedad Española de Fisioterapia y Dolor (SEFID).Una excelente noticia

> SOCIEDAD ESPAÑOLA DE FISIOTERAPIA Y DOLOR La situación del dolor crónico es vergonzante para la Medicina, especialmente para la Neurología, por su inhibición. Un voluminoso sector de la población padece dolor generalizado, vivenciado como proveniente del aparato locomotor (huesos, músculos, articulaciones). Una confusa doctrina de contracturas, reumas, desgastes, inflamaciones, pinzamientos, sobrecargas, estreses y psicopatologías, con etiquetas diagnósticas controvertidas o inapropiadas ha «guiado» el manejo del problema. Polifarmacia tóxica, ineficaz y aditiva, relajación, psicoterapia, masajes, agujas, hierbas, productos homeopáticos, intervenciones, dietas, ejercicio, pedagogía postural, estiramientos… conforman el arsenal de ofertas terapéuticas que los pacientes prueban con desesperación creciente. La sensación, …

Seguir leyendo