Dolor (neuro)musculoesquelético

No sé qué pasa con las neuronas pero se les ignora, al menos en el lenguaje. Las emociones, percepciones, pensamientos y decisiones se cocinan en el cerebro. Ya lo dijo Hipócrates pero Aristóteles se empeñó en situar en el corazón lo que en justa medida le correspondía a nuestro órgano más complejo. «Deja que hable tu corazón» (en vez de que lo haga el cerebro) es un consejo absurdo. El corazón no es mas que un músculo que bombea sangre con la fuerza y frecuencia que le ordenan las neuronas. Los emoticonos no debieran ser corazones sino cerebros. La emoción …

Seguir leyendo