No existen centros de decisión.

  En la conciencia recibimos percepciones, cogniciones, emociones, deseos, temores, motivaciones conductuales. Los contenidos de la conciencia no provienen de un centro que evalúa cada escenario en términos de coste y beneficio, en función de la información disponible y escoge la más oportuna. Cada escenario construye un estado de conectividad en el que confluyen variasSigue leyendo «No existen centros de decisión.»

Visualizar

El dolor no informa de lo que sucede en la zona doliente. Se limita a expresar en la conciencia un estado evaluativo de amenaza a la integridad física, en un lugar, momento y circunstancia del organismo. Donde duele puede estar sucediendo, realmente, algo amenazante o no estar pasando nada. Alarma justificada o injustificada. La alarmaSigue leyendo «Visualizar»

Daño imaginado (falsa alarma)

  El dolor es una percepción aversiva y protectora que contiene implícitamente una evaluación aprendida de daño necrótico consumado, inminente… o imaginado… La necesidad de evitar incidencias de daño celular violento (necrosis) conlleva el riesgo de evaluar amenazas en exceso. Es mejor pasarse que quedarse corto (El error menos costoso). El organismo evalúa continuamente elSigue leyendo «Daño imaginado (falsa alarma)»