>La mano que aprieta… Puntos gatillo.

> Las manos del fisio palpan con suavidad los interiores imaginando músculos, fascias, huesos y juntas. El objetivo es dar con las claves del origen de la disfunción dolorosa. La búsqueda de las causas musculares profundas obliga o incita a presionar. La mano que aprieta desenmascara con facilidad puntos sensibles, durezas locales que se sobresaltan al ser sorprendidas en su escondite. El impacto del hallazgo puede ser notable para el paciente y/o el profesional. ¡Lo tenemos! Una vez detectados los nudos musculares sensibles le llega el turno a la palabra, la otra herramienta que también puede apretar lo suyo… – …

Seguir leyendo