Ambiente ruidoso

Que moleste es comprensible. Que sea una amenaza es menos probable. Molesto no es dañino. El dolor no debería aparecer cuando algo molesta.

Dolor de daño fantasma

No vemos, oímos, olemos ni degustamos ese interior. Se presenta en la conciencia en otro formato de percepciones. Sentimos dolor, cansancio, picor, hambre, sed… y no siempre algo se ha dañado donde duele, acabamos de correr un maratón, nos pica un mosquito o llevamos varios días sin probar bocado ni beber agua.

Información nociceptiva

Dolor jugar

El organismo habita un entorno en el que hay luz absorbida y reflejada, vibraciones mecánicas de los objetos que chocan, moléculas volátiles, la fuerza de la gravedad, movimiento, energía térmica. A lo largo de la evolución han aparecido sensores acoplados a neuronas, que detectan esos estados cambiantes de luz, vibraciones, gravedad, movimiento, temperatura y presencia de moléculas volátiles. Procesando los datos que resultan del ir y venir por el mundo, la red neuronal aprende a tomar la medida a la realidad, anticipando los efectos beneficiosos o nocivos que la interacción con esa realidad genera. Vemos, oimos, olfateamos el peligro. Veo, …

Seguir leyendoInformación nociceptiva

Escenarios y estados de alerta-protección

Escenarios

El fin de semana, la flexión o la copita de champán no son peligrosos sino temidos por el Sistema Neuroinmune, aunque no haya fundamento para ello.

El dolor no se procesa ni modula

Dolor hambre sed

¿Puede el individuo modular el dolor? ¿Intensificarlo o atenuarlo?

No directamente. Tiene que hacer algo. No basta con decirse: “no me duelas“ o “duéleme un poco más”.

Puede tomar un calmante, relajarse, desviar la atención a sus cuestiones…

Si el dolor amaina quiere decir que la estrategia del individuo ha reducido la evaluación de amenaza.

El calmante no es que haya hecho efecto sobre el dolor. Ha calmado el estado evaluativo de amenaza.

Síndrome de insensatez central

El Sistema Neuroinmune de defensa se seleccionó gracias a su capacidad de detectar eventos de muerte celular violenta consumada (necrosis) y la presencia de estados físicoquímicos o agentes biológicos que pudieran ocasionarla. Además de detectar la necrosis consumada o inminente desarrolló la capacidad de responder inmediatamente, activando la respuesta defensiva inflamatoria, con su correspondiente mecanismo de autocontención. No sólo eso: asumió el control de calidad y fiabilidad de la actividad celular. Las células que mostraran señales moleculares de ineficiencia serían eliminadas y lo mismo sucedería con cada uno de los puntos de conexión de la tupida red neuronal. Cada célula …

Seguir leyendoSíndrome de insensatez central