El dolor es un cuento

El dolor es un cuento. – Buenos días. Cuénteme. – Me duele. Le cuento. El encuentro entre padeciente y profesional es un encuentro entre cuentos. – ¿Desde cuándo, dónde, cuánto, a qué lo achaca, qué hace, qué deja de hacer..? – ¿Qué opina? ¿Por qué me duele? ¿Qué me aconseja? Cuénteme – Le cuento. El dolor es un relato cerebral, una historia, una hipótesis, un temor… basado en hechos reales y/o en imaginaciones. El cerebro imagina, anticipa la realidad, y convierte sus evaluaciones en relato perceptivo, tratando de implicar al individuo en la historia que teje y desteje sin descanso. …

Seguir leyendoEl dolor es un cuento

Fibromialgia. Fibrofog.

Fibromialgia. No sólo dolor y agotamiento. También cerebro espeso. Falta de concentración. La moderna neuroimagen ha permitido ratificar objetivamente el relato de los síntomas de los pacientes. Si ellos dicen que duele, la imagen del cerebro corrobora la queja: hay una correlación evidente entre dolor y actividad en las áreas cerebrales implicadas en su génesis. No son imaginaciones ni exageraciones. Si alguien quiere saber cómo se siente un paciente no hay mas que preguntárselo y creerle. Evidentemente todos podemos mentir a pero los pacientes con fibromialgia no necesitan inventarse el dolor. Lo tienen. Es un hecho. No sólo dolor y …

Seguir leyendoFibromialgia. Fibrofog.

>Discos rayados

> El disco. Otra vergonzante chapuza de la evolución: algo que se hernia a poco que nos descuidemos en coger un peso indebidamente. – Me han hecho la resonancia y me han sacado tres hernias de disco en las lumbares y dos en las cervicales. Menudo panorama tengo con esta columna… Los discos hacen su labor. Posibilitan flexiones y giros, acercarnos a los objetos desde todas las posiciones. El cerebro selecciona el programa más económico e inofensivo para cada intento. Con los años los discos van perdiendo calidad (agua) y eso hace que su aspecto en la resonancia no sea …

Seguir leyendo>Discos rayados

>Reparación de tejidos y dolor

> Todos conocemos la evolución de una herida superficial. Una vez eliminado el agente o estado destructivo y en ausencia de infección, sentimos dolor espontáneamente sólo en su inicio. Después, si la dejamos en paz, la zona inflamada es indolora. En unos días podremos comenzar a utilizarla normalmente a medida que los signos inflamatorios (hinchazón, calor, enrojecimiento) van atenuándose. La inflamación  ha dejado paso a las fases de proliferación celular y remodelación de tejido cuyo objetivo es el de recuperar la función evitando riesgos. El dolor sólo tiene sentido biológico (celular) en la fase inicial de reparación de la destrucción …

Seguir leyendo>Reparación de tejidos y dolor

Síndromes de sensibilización

La realidad, interna y/o externa, puede ser para un ser vivo relevante o irrelevante. Lo relevante queda memorizado como tal y da lugar a respuestas de huida o aproximación según se valore peligro o provecho. Lo irrelevante también queda registrado y da lugar a una respuesta de indiferencia. Hay cosas relevantes, amenazantes o provechosas, per se: el fuego, los venenos, los pinchos, los depredadores, la comida, la pareja potencial. Hay otras de utilidad o perjuicio incierto o ambiguo. La función de la red neuronal es memorizar y procesar lo memorizado para dotarlo de significado. Lo novedoso, la variación, siempre es …

Seguir leyendoSíndromes de sensibilización

>Fibromialgia. El cerebro kafkiano

> Una forma esquemática de entender la función de la red neuronal es la de seleccionar y preparar respuestas adecuadas a estímulos, a situaciones. Las temperaturas extremas, la falta de agua y alimento, la presencia de un depredador o competidor, el desamparo… son estados que requieren una respuesta por parte del organismo. El individuo forma parte de ese organismo y le corresponde cumplir con el guion que marca dicha respuesta.  El cerebro evalúa la situación, selecciona la mejor respuesta, según su sistema de valores, e incita, motiva al individuo a colaborar con más o menos margen de voluntad y ganas …

Seguir leyendo>Fibromialgia. El cerebro kafkiano