“Escuela de dolor: explorando vías de afrontamiento” (IV) – ¡Menudo cuento…! (Ana M. Reyes)

          “El hecho de que haya recaídas o personas a las que la pedagogía del dolor no ayuda lo más mínimo, no invalida el marco teórico. Pero sí debe abrir una puerta a la reflexión sobre por qué hay personas que, haciendo lo mismo que otras, no consiguen darle la vuelta a la tortilla. Cada persona, una vez interiorizada la teoría, inicia su particular forma de afrontar la situación, pero el hecho de que no se logre una reducción en el número de crisis de migraña, o en el consumo de fármacos, o en el dolor crónico proyectado sobre la …

Seguir leyendo“Escuela de dolor: explorando vías de afrontamiento” (IV) – ¡Menudo cuento…! (Ana M. Reyes)

Grupo de migraña. Con ustedes… ¡el cerebro!

Una vez concluidas las tareas de intento de derribo de las convicciones sobre genes, desencadenantes y otros más y supuesta la disponibilidad de un solar para reedificar pasamos a presentar nuestro modelo alternativo. No son los genes ni los desencadenantes. No es el estilo de vida ni los agobios de lo cotidiano de cualquier mortal. No es el chocolate ni el sorbito de champan. No son los cambios hormonales o meteorológicos. No hay arterias a punto de producir un derrame, no hay inflamación, no hay moléculas tóxicas ni circuitos que se sobreactivan solos (tal como sucede en la epilepsia). El …

Seguir leyendoGrupo de migraña. Con ustedes… ¡el cerebro!

>¡Ahá!

>Hay cuestiones que se nos resisten. Disponemos de datos, explicaciones, ejemplos… pero no acabamos de verles el rostro con claridad. Las presentimos, casi estamos a punto de sorprenderlas… hasta que un buen día aparecen de cuerpo presente, casi materializadas. A partir de ese momento forman parte de nosotros, no necesitamos invocarlas ni solicitarlas. El momento en que eso sucede se acompaña de una vivencia especial, inconfundible. Es el momento ¡Ahá! ¡Ya lo tengo! ¡Ahora lo he entendido! Es como una cerradura que no acaba de obedecer a la llave hasta que tras varios intentos descubrimos que estábamos girando en la …

Seguir leyendo>¡Ahá!

>Me lo creo… a medias

> Ayer vi en la consulta a una paciente con síntomas compatibles con fibromialgia. Le atiendo desde hace unos tres meses y no hemos logrado ninguna mejoría en su padecimiento. El objetivo es conseguir la convicción de que habita un organismo razonablemente sano pero gestionado (vigilado y protegido) por un cerebro equivocado, convencido de que existe una vulnerabilidad en aparato locomotor y que el movimiento debe ser desautorizado y penalizado. Analizamos los motivos de la falta de respuesta: – ¿Cree lo que le cuento sobre dolor y cerebro? – No es fácil. – ¿Qué porcentaje de convicción tiene sobre las …

Seguir leyendo>Me lo creo… a medias