Estímulos dolorosos

En la literatura sanitaria se utiliza con frecuencia el término «estímulo doloroso». Cuando algo duele: el pie, la cabeza, el hombro… damos por sentado (intuición más o menos fundamentada) que el dolor se genera allí donde se siente.