Señales de dolor

Las señales de dolor no existen. No hay dolor en la espalda, la cabeza, el estómago o el pie. Puede haber nocividad, pero no dolor.

Estímulos nocivos

No. No insista. Grábeselo a fuego en su mente. No existen estímulos que segregan dolor cuando contactan con los tejidos.

Estímulos dolorosos

En la literatura sanitaria se utiliza con frecuencia el término «estímulo doloroso». Cuando algo duele: el pie, la cabeza, el hombro… damos por sentado (intuición más o menos fundamentada) que el dolor se genera allí donde se siente.

Años perdidos

No es una terapia. No damos pautas, remedios ni consejos. Quitamos vendas y animamos a abrir los ojos a la Biología. Visibilizamos lo invisible.