Si padeces de dolor u otros síntomas, podemos ayudarte en GoiGroup, la nueva plataforma que hemos creado con Arturo Goicoechea dedicada a pacientes y profesionales.


Estar en estado

Somos complejos

Un sistema complejo biológico integra múltiples componentes que trabajan al servicio de un objetivo común. En Biología, ese objetivo es el de la supervivencia individual y de especie. En la especie humana, el objetivo de la supervivencia individual está poderosamente influido por la cultura somática (información de expertos).

Cada organismo construye una idea de sí mismo y de las consecuencias de la interacción con el entorno físico y social, y gestiona la supervivencia o la adquisición y gestión de la energía desde esa narrativa, tratando de anticiparse siempre a las contingencias posibles, con el objetivo de minimizar el daño o el despilfarro de recursos.

Fluctuamos entre estados diversos

El organismo no trabaja siempre del mismo modo. En función de la integración compleja de los componentes y de las pre-visiones, evalúa continuamente los estados internos y las condiciones del entorno, fluctuando entre estados de reposo, de exploración-aprovechamiento, alerta-protección, o desmotivación al esfuerzo-exploratorio.

Cada uno de los estados genera contenidos de conciencia distintos: percepciones, cogniciones. impacto emocional, propuesta conductual. En cuestiones somáticas, llamamos «síntomas» a esos contenidos. Pueden correlacionarse con un estado de los tejidos coherente, o no.

A veces informan de un estado de daño consumado o inminente y otras el estado de alerta-protección o desmotivación se instaura sin un cambio objetivo en el estado interno, actual o anticipado. El sistema neuroinmune ha cometido un error de evaluación del estado interno, consumado o potencial.

Los estados no son diagnósticos

En ausencia de un estado objetivo de daño consumado o inminente, el profesional debiera diagnosticar un estado y no generar una etiqueta de enfermedad-trastorno-desorden-disfunción.

-Su organismo está en estado de alerta-protección, pero no hay motivos para ello. Hay que conseguir que vuelva al estado reposo-todo en orden-puede explorar.

En vez de ese dictamen, se pone la etiqueta:

-Padece usted migraña, fibromialgia… Es una enfermedad crónica, misteriosa, irreversible…

Un mismo estado puede generar múltiples etiquetas «pseudocomorbilidad»

Los estados de alerta-protección-desmotivación generan muchos contenidos en la conciencia, síntomas e ideas catastrofistas. Los profesionales etiquetamos cada síntoma por separado creando la ficción de padecer múltiples enfermedades-etiqueta.

-Padezco migraña, fibromialgia, mareo inespecífico, sensibilización central, piernas inquietas, insommio, depresión, ansiedad, mala circulación, niebla mental…

Todo se puede englobar en un estado neuroinmune, un modo de gestionar la integridad física, coherente con la evaluación que opera en ese lugar-momento-circunstancia.

-Está usted en estado…

Es una situación embarazosa, no cabe duda.

Ande con cuidado. Tome precauciones si quiere evitar el estado no deseado e improductivo de la alerta-protección-desmotivación.

Know pain, no pain.

Somos complejos. Cuestión de estados. Sin miedo, sin complejos.



Si quieres recibir las claves para librarte del dolor y otros síntomas, apúntate a la lista de correo de GoiGroup aquí abajo. Recibirás un PDF gratis con los primeros pasos. Si eres sanitario, también hay para ti.



Escucha nuestro nuevo podcast, "Desfragilizando":

4 comentarios en «Estar en estado»

  1. bykike: he leído al Dr Sarno. Comparto la idea de que el dolor «de columna» no proviene en la mayor parte de las veces de problemas en la columna, pero discrepo sobre su propuesta del origen emocional y el supuesto ecanismo de una «miositis tensional».

  2. Arturo eso es algo que ya veo. Pero me encanta ver cómo se abordan problemas de diversas maneras saliéndose de la línea oficial. También me llama la atención que en ambas investigaciones también se tienen buenos resultados que mejoran la calidad de las personas respecto a sus patologías que les generan dolor. En fin yo no soy quién para decir quién tiene razón porque no entiendo, me quiero quedar con aquellos que les mueve el objetivo de ayudar a las personas y que tras una larga investigación y experiencias obtienen resultados que en definitiva ayudan a las personas que lo pasan mal. El tiempo y el esfuerzo irán asentando las bases de sus marcos teóricos y la aceptación de esa comunidad gestora de profesionales que no tendrán más opción que aceptarlas por sus evidencias científicas y sus buenos resultados. Ánimo y a seguir por esa línea emprendida Arturo. Creo la satisfacción de todo ello es ver cómo un padeciere deja de serlo y te lo hace saber. Salu2.

Puedes escribir un comentario aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.