Si padeces de dolor u otros síntomas, podemos ayudarte en GoiGroup, la nueva plataforma que hemos creado con Arturo Goicoechea dedicada a pacientes y profesionales.


La función evaluativa

En cada escenario-escena, el organismo actúa desde un guion que integra toda la interacción histórica con el entorno físico y social, en función de los estados internos que esa interacción genera.

El organismo evalúa anticipadamente las consecuencias positivas o negativas de sus acciones y selecciona conductas aversivas o apetitivas en función de los costes-beneficios y sanción social que atribuye a esas acciones.

La información es el componente fundamental de la vida

La información, adquirida por experiencia (propia y observación de la ajena) o recibida de los expertos, condiciona la selección de las conductas.

La función evaluativa es continua, como la respiración, la digestión, circulación y otras. Es una función compleja, integradora, con componentes cognitivos, emocionales, perceptivos y sociales.

El guion evaluativo determina los estados del organismo: basal, alerta-protección-evitación, alerta-exploración-explotación.

Riesgo e incertidumbre

Cada acción contiene una dosis variable de incertidumbre que el estado evaluativo trata de minimizar, desde el principio de precaución y desde la condición variable de necesidad. Según esa condición, se aceptará una cuota mayor o menor de riesgo a la hora de gestionar la incertidumbre.

El individuo recibirá en la conciencia la proyección de las fluctuaciones del estado evaluativo, en forma de percepciones, cogniciones, emociones y pulsiones conductuales.

Los síntomas expresan en la conciencia un estado evaluativo de alerta-protección que contiene implícitamente la atribución, más o menos correcta, de amenaza consumada o potencial.

El dolor, por su cualidad (quale) perceptiva, contiene implícitamente un estado evaluativo de amenaza a la integridad física de los tejidos. El proceso evaluativo es, a veces, reactivo (ha sucedido algo) y otras, predictivo (podría suceder).

Las señales no son causas

Cada escenario contiene elementos que pueden actuar como señales, evaluadas como relevantes informativamente.

Ha salido el día nublado; la rodilla está en peligro; alerta-protección sobre la rodilla.

La humedad genera incertidumbre en el proceso evaluativo y esa incertidumbre se resuelve alertando y protegiendo la rodilla, preventivamente. Previsiblemente, el paciente recibirá en la conciencia la cualidad «dolor». A su vez, la aparición de la señal «dolor» actuará como una confirmación del impacto de la humedad sobre la rodilla (un lugar invariablemente húmedo, como todo el organismo). La humedad no es una señal válida. No contiene información por sí misma. Es la atribución prestada por la cultura experta la que le da el valor informativo.

Metaevaluación. El momento de la información de los expertos

Los estados evaluativos son evaluados (metaevaluación) y esa re-evaluación es fundamental. Si la evaluación es errónea, debe re-evaluarse como tal. En caso contrario, se incurre en el sesgo de confirmación: ha dolido la rodilla, luego la humedad es nociva.

Los síntomas sin explicación médica son estados evaluativos erróneos. Si se cronifican, es porque se han producido sesgos de confirmación.

¿Qué hace que se produzcan esos sesgos?

En mi opinión, es la cultura experta, oficial o «alternativa». Forma parte inevitable de los procesos evaluativos y debería aceptar y minimizar su cuota de error. Al menos, debería reconocer la responsabilidad potencial de sus errores (efecto nocebo).

La inmunología reconoce los errores evaluativos y hace lo que puede por minimizarlos (vacunas) o paliar las consecuencias (inmunosupresión, anti-inflamación).

La neurología ignora esos errores potenciales y carga la responsabilidad al paciente: genes y estilo de vida.

La cultura experta no es responsable de los errores evaluativos del subsistema inmune. Sí lo es en los errores del subsistema neuronal. La cultura experta puede modificar informativamente la cuota de error en el subsistema neuronal. Al menos debería minimizarlos, aceptando el cambio de paradigmas.

Evaluación neuroinmune. Una función trascendental. Para seguir vivos, pero también para sentirse vivos, es decir, libres.

Know pain, no pain.



Si quieres recibir las claves para librarte del dolor y otros síntomas, apúntate a la lista de correo de GoiGroup aquí abajo. Recibirás un PDF gratis con los primeros pasos. Si eres sanitario, también hay para ti.



Escucha nuestro nuevo podcast, "Desfragilizando":

Puedes escribir un comentario aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.