La Biología medicalizada V: Efectos y causas

Si tienes dolor, podemos ayudarte en GoiGroup. Tenemos cursos online para pacientes de migraña y otros dolores crónicos.


El organismo es un sistema complejo adaptativo, integrado por múltiples componentes que actúan al servicio de un objetivo común con una estrecha interdependencia. Para afrontar perturbaciones internas o externas, los sistemas adaptativos cambian a estados de alerta-protección que se expresan en la conciencia como síntomas.

El estado de alerta-protección conlleva cambios en los estados de los componentes. Si analizamos esos cambios, comprobaremos que sus valores son distintos respecto al estado basal. Así, en la migraña, el mensajero CGRP, responsable de iniciar la respuesta local inflamatoria de un tejido dañado, está elevado en el líquido cefaloraquídeo.

Sostienen los neurólogos que ese aumento es la causa del dolor y que, neutralizándolo con anticuerpos monoclonales frente a su receptor, se consigue reducir el número de días de dolor, aunque sólo un poco más que el placebo.

Desde la perspectiva biológica, el dolor expresa un estado evaluativo-motivacional aversivo-protector. El sistema se encuentra en modo defensivo a causa de la interacción integrada de todos los componentes. La información que opera en ese momento en el sistema es la responsable de la transición al estado «migrañoso». El aumento de CGRP es una consecuencia del estado y no la causa.

La información experta

En nuestra especie, un componente fundamental del sistema «organismo» es la información experta, el conjunto de creencias y expectativas que esa información alimenta.

La ortodoxia neurológica no contempla el papel de la información experta como componente activo. Si la migraña evoluciona mal, la información experta es considerada como carencia: el paciente no accede a la consulta especializada, no sigue los consejos, se automedica. Una consulta correcta que facilite la información ortodoxa y las terapias adecuadas corregirá el estado patológico.

Desde nuestra perspectiva (GoiGroup) la información experta forma parte importante del problema, que centra la responsabilidad en el paciente (genes, estilo de vida, falta de información, automedicación) y no considera la hipotética responsabilidad de esa información.

Para nosotros, el ligero aumento de la CGRP es un efecto, un marcador biológico del estado de alerta-protección. Lo importante es el momento evaluativo-motivacional.

En una reacción alérgica, encontraríamos también marcadores biológicos, mensajeros que generan la respuesta inflamatoria. Podríamos argumentar que esos mediadores causan la crisis alérgica, pero existe un estado evaluativo-motivacional previo responsable. El sistema neuroinmune ha cambiado al modo alerta-protección en presencia, por ejemplo, de polen. Un agente biológico inofensivo. Lo deseable sería modificar las creencias y expectativas del sistema, pero no siempre es posible (vacunas). Hablar con los linfocitos tampoco es factible.

En la crisis migrañosa puede existir un desencadenante, por ejemplo, el clásico chocolate. La propuesta de los neurólogos es la de identificar el desencadenante «chocolate» y evitarlo. Es decir, la misma estrategia respecto a la alergia: identificar el alergeno (por ejemplo el polen) y minimizar la exposición.

La cuestión importante es: ¿la información experta oficial es un factor a considerar? ¿La información que aporta al sistema sirve para minimizar los errores o los potencia? ¿Está esa información ajustada a lo que la Biología sustenta?

Pienso que la versión médica no se ajusta a los procesos biológicos que mantienen el error evaluativo migrañoso.

El efecto placebo es la prueba palpable de que las expectativas y creencias tienen un peso considerable. El placebo no aporta información. Se limita a activar la que ya está integrada y opera en el sistema.

Nuestra propuesta sí aporta información y puede modificar las fluctuaciones del proceso evaluativo, inhibiendo el encendido de los estados de alerta-protección erróneos.

Ponemos en valor la información de expertos y la analizamos a la luz de la Biología. Consideramos la importancia del proceso evaluativo-motivacional, los componentes que lo modulan, y tratamos de optimizar esa función, minimizando los errores, las falsas alarmas, los sesgos de confirmación.

En muchos casos, disminuyen los días de dolor y el consumo de fármacos. ¿Se habrá normalizado el CGRP en el líquido cefaloraquídeo? No tengo ni idea. Si lo ha hecho, quiere decir que la intervención informativa ha modificado uno de los efectos (el aumento de CGRP). Si el CGRP siguiera elevado, querría decir que su contribución no es la causa del dolor, sino un simple efecto de poca relevancia.

Know pain, no pain. Know migraine, no migraine.

Curso online de migraña: Know Migraine, No Migraine

Publicado por arturo goicoechea

Neurólogo. Nacido en Mondragón, Guipúzcoa, en 1946. Jefe del Servicio de Neurología en el Hospital Santiago de Vitoria (Álava), España, hasta 2011, en la actualidad jubilado. Permanece activo como enseñante y divulgador de la aplicación de la Neurociencia al ámbito de la Neurología, especialmente referida a la migraña y al dolor crónico sin daño, impartiendo cursos y charlas y, desde hace una decena larga de años, a través de su blog.

Puedes escribir un comentario aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.