La Biología medicalizada VIII: Síndrome de las manos inquietas

La propuesta puede resultar inquietante para el paciente y el profesional inquieto, pero da resultados excelentes en muchos casos, tanto en el paciente como en el profesional.

La Biología medicalizada VII: Iatrogenia cognitivo-conductual

La estrategia intenta minimizar el error evaluativo. No es cuestión de rebajar la excitabilidad neuronal («neuromodulación»), sino de facilitar información que minimice los errores. Lo hacemos explicando la trama biológica del proceso, ayudando al paciente a visibilizar la influencia de la cultura experta.

La Biología medicalizada VI: Controles

En GoiGroup intentamos comprender los procesos de síntomas sin justificación biológica como errores de control, retroalimentaciones positivas que deberían ser de signo contrario, negativo. Es un problema de pilotaje, de cibernética. Es un problema de retroalimentación cognitiva-conductual. Hay que quitar peso a la información que alimenta los bucles de retroalimentación positiva, necesarios para afrontar una lesión aguda en un primer momento, pero que deben controlarse cuando el sistema comete un fallo evaluativo.

La Biología medicalizada V: Efectos y causas

Ponemos en valor la información de expertos y la analizamos a la luz de la Biología. Consideramos la importancia del proceso evaluativo-motivacional, los componentes que lo modulan, y tratamos de optimizar esa función, minimizando los errores, las falsas alarmas, los sesgos de confirmación.

La biología medicalizada IV: Estímulos, desencadenantes y escenarios

Los profesionales hemos medicalizado el complejo proceso evaluativo de la interacción del organismo con los escenarios. Sigue vigente el marco teórico del sistema nervioso como un sistema reactivo. Lo cierto es que el sistema neuroinmune es predictivo, proactivo.