Know pain, no pain. Nuevo curso online

Si tienes dolor, podemos ayudarte en GoiGroup. Tenemos cursos online para pacientes de migraña y otros dolores crónicos.


GoiGroup celebrando su nacimiento. Foto tomada el 28 de diciembre de 2019.

Todo lo que sentimos, pensamos, nos emociona y decidimos emerge de la información que el organismo (un sistema complejo adaptativo) ha adquirido a lo largo de la evolución de la especie (sistema neuroinmune congénito) y de la interacción individual de cada uno con el entorno (sistema neuroinmune adquirido).

La vida se define por la capacidad de extraer información de la realidad. La materia, energías, luz, campo gravitatorio, contiene correlaciones en tiempo espacio, patrones, causalidades. Los seres vivos podemos extraer una cuota variable de información de lo que existe en el exterior y de las consecuencias de la interacción del organismo con el entorno.

Nuestra especie acumula información gracias a la experiencia propia y observación de la ajena, como el resto de las especies, pero también dispone de información innacesible a la experiencia individual, facilitada por la cultura, la experiencia socializada, transmitida a través del lenguaje.

No podemos saber qué información de expertos es válida ni podemos decidir qué vamos a creer o no creer. Sólo podemos generar oportunidades de hacernos con información de calidad, aquella que permita al organismo gestionar la protección de su integridad sin menoscabo de la libertad, el juego exploratorio del entorno.

Lamentablemente, hay una proporción sustancial de individuos cuyo organismo opera de modo crónico en el modo alerta-protección, sin causa justificable. La pandemia de dolor crece. Nunca la ciudadanía tuvo tanto dolor atascado a pesar de haber visitado a tantos profesionales y probado tantas terapias.

Llevo muchos años intentando eliminar mala información de las mentes de los pacientes. En todos los casos, la información que damos genera la misma reacción. Es la primera vez que tienen noticia de lo que les contamos. Justo han oído lo contrario. Trabajamos para cambiar la información que opera en las mentes de los pacientes, con éxito variable, pero no tenemos ninguna duda acerca de lo que tenemos que hacer: mantener la tensión informativa, estudiar, observar, detectar y corregir errores y transmitir la información que en cada momento damos por válida a los pacientes con el objetivo de librarles del dolor.

En mi opinión, una vez descartado el daño que justifique la activación del estado de alerta-protección, es la información experta sobre organismo la que inicia, desarrolla y cronifica el dolor y esa es la diana de nuestra intervención.

La información experta actual dominante sobre dolor no justificado biológicamente puede y debe ser analizada críticamente y, en muchos casos, la intervención crítica modificará el pool de creencias y expectativas que ha estado sosteniendo el estado de alerta injustificado.

Lo ideal sería que la información experta sobre dolor estuviera ajustada a lo que actualmente sabemos sobre la cuestión, gracias a muchas disciplinas (neurociencias) que han extraído muchísima información con sus investigaciones, desde diversos campos, muchos de ellos ajenos a la Medicina, como la inteligencia artificial, robótica, cibernética, redes neuronales artificiales, aprendizaje, matemáticas etc.

El ciudadano tiene derecho a que el organismo en el que va a habitar de por vida esté gestionado por la mejor información posible y, sobre todo, esté libre de esa información que no se ajusta a la realidad y que lo único que aporta es dependencia estéril de credos sensibilizantes y terapias improductivas.

El síndrome de sensibilización central no es más que la expresión de un sistema que opera crónicamente en un modo de alerta-protección erróneo, no de modo misterioso, sino como consecuencia de la información que se hace con el acceso a la conciencia y que no ha caído del cielo sino de la cultura experta..

Nuestro grupo (GoiGroup) llevaba cerca de un año trabajando en un curso online que ofreciera a pacientes y profesionales un marco teórico actual, apoyado en la ciencia y no en la medicina, con herramientas prácticas para aplicarlo en el día a día, con el objetivo de recuperar la libertad para vivir, requisada por un organismo esclavo de la información recibida, con más o menos consciencia del adoctrinamiento.

Ayer lanzamos el curso y esperamos que sirva a muchos como vía de liberación. Completa el material informativo de libros previos, este blog y el curso online sobre migraña.

Seguimos en la brega informando acerca de la pandemia de dolor, no aportando obsesivamente cifras escandalosas de dolientes e inválidos y supuestos factores de riesgo (genes, estilo de vida, posturas, pesos, dietas, estreses, desánimos y otros) sino explicando biología, facilitando información al organismo.

Más vale pre-venir que lamentar.

Nunca es tarde si la información es buena.

Vivimos tiempos de miedos descontrolados, fóbicos, y es el momento de protegerse con información fiable.

Know pain, no pain, una alternativa informativa que puede devolver la libertad, a través del conocimiento.

Haga sitio al saber. Ocupa siempre un lugar, pero en ocasiones ese lugar está ocupado por lo que no debería.

Curso online para el dolor crónico: Know pain, no pain

Publicado por arturo goicoechea

Neurólogo. Nacido en Mondragón, Guipúzcoa, en 1946. Jefe del Servicio de Neurología en el Hospital Santiago de Vitoria (Álava), España, hasta 2011, en la actualidad jubilado. Permanece activo como enseñante y divulgador de la aplicación de la Neurociencia al ámbito de la Neurología, especialmente referida a la migraña y al dolor crónico sin daño, impartiendo cursos y charlas y, desde hace una decena larga de años, a través de su blog.

Puedes escribir un comentario aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.