Fibromialgia. Buenas noticias en Bilbao y Barcelona

Si padeces fibromialgia, en GoiGroup podemos ayudarte. Te lo contamos todo aquí.


Se ha aceptado para publicarse en la revista Atención primaria un estudio antes-después de la intervención pedagógica en pacientes de fibromialgia en centros de atención primaria de Bizkaia, liderado por la doctora Maria Jesús Barrenengoa. Ya di cuenta de los resultados en una entrada previa («La fibromialgia se cura, al menos en Bilbao») y en esta ocasión informo que el estudio saldrá pronto a la luz para alimentar con fundamentos la esperanza de los pacientes y disolver las objeciones de los reticentes de buen talante.

Ayer tuve el honor de acompañar a un nutrido y animoso grupo de pacientes de fibromialgia a una excursión al parque natural de Montserrat para poner un lúdico y deportivo colofón a la intervención pedagógica en grupos de pacientes en el hospital de la Vall d’Hebron de Barcelona, liderada por Mayte Serrat, fisioterapeuta y psicóloga. El trabajo se publicó con resultados esperanzadores y ya hoy Mayte ha iniciado otra tanda de intervención con 300 pacientes.

El equipo de Bilbao tiene ya finalizado otro trabajo, esta vez un Ensayo clínico aleatorio con grupo control, que espero sea aceptado para su publicación.

Tengo la seguridad de que los estudios con grupos de pacientes de migraña, dolor crónico y fibromialgia van a aparecer cada vez con más frecuencia.

No sé qué evidencias van a exigirse para apoyar institucionalmente el trabajo de los que con generosidad, honestidad, rigor y valentía dedican su tiempo a ofrecer a pacientes generalmente desahuciados («náufragos») la oportunidad de salir del túnel.

Barcelona, Bilbao, Burgos, Valladolid y Vitoria (por riguroso orden alfabético) han demostrado que sí se puede. Sólo hace falta explicar a los pacientes los nuevos paradigmas de la Biología neuroinmune, centrados en el dolor, y animarles a sacudirse el miedo a la actividad física.

Hay que deshacerse de la etiqueta de enfermedad y respirar el aire puro de la convicción de residir en un organismo sano que necesita imperiosamente la libertad negada por su sistema neuroinmune para llevar una vida saludable.

El estado de «sensibilización central» no es la consecuencia de unos circuitos neuronales aquejados de una condición patológica misteriosa e irreversible sino la expresión de un estado de alerta-protección injustificado que resulta de un proceso evaluativo-motivacional erróneo de la red defensiva neuronal, al que se llega y resulta difícil salir, por la información que facilita la cultura somática actual.

El sistema neuroinmune procesa la información que ha conseguido, facilitada por la experiencia propia, la observación-imitación de modelos y la instrucción de expertos. Procesa sensiblemente esa información que en este caso es sensibilizante. Si cambiamos el pool de conocimiento, el conjunto de creencias y expectativas que sostienen la extrema mortificación e invalidez de los pacientes, el estado de alerta-protección injustificado se vendrá abajo como un castillo de naipes.

La función evaluativo-motivacional del sistema neuroinmune está aquejada de miedo e incertidumbre.

El único antídoto contra el miedo es el conocimiento.

No es posible disolver el miedo si la información facilitada por los expertos consolida lo temido.

En la intervención pedagógica se disipa el fibrofog, la niebla mental inducida por el estado evaluativo-motivacional de enfermedad. Organismo sano, pero que actúa como si hubiera enfermedad. Lo que recibimos en la conciencia (síntomas, rumiaciones, angustia, miedo, desmotivación) expresa lo que el organismo, la red neuronal evaluativo-motivacional, considera como hipótesis ganadora, aun cuando resulte falsa.

En el cáncer el sistema neuroinmune actúa como si esa colonia desmadrada letal de células fueran fiables.

En los síndromes de sensibilización central el sistema que nos vigila y defiende mantiene en vilo y maltrecho al individuo como si la actividad saludable que quiere llevar supusiera una amenaza para la integridad física del organismo o un despilfarro inadmisible de energías.

El sistema neuroinmune está tocado por la posibilidad del error no detectado y corregido. La cultura somática propiciada por los expertos no siempre minimiza los errores. En el caso que nos ocupa, en mi opinión, los maximiza.

Buenas noticias. Que cunda el ejemplo y que no decaiga la motivación de quienes han trabajado con los grupos.

Know pain, no pain.

¡Zorionak!

Publicado por arturo goicoechea

Neurólogo. Nacido en Mondragón, Guipúzcoa, en 1946. Jefe del Servicio de Neurología en el Hospital Santiago de Vitoria (Álava), España, hasta 2011, en la actualidad jubilado. Permanece activo como enseñante y divulgador de la aplicación de la Neurociencia al ámbito de la Neurología, especialmente referida a la migraña y al dolor crónico sin daño, impartiendo cursos y charlas y, desde hace una decena larga de años, a través de su blog.

3 comentarios sobre “Fibromialgia. Buenas noticias en Bilbao y Barcelona

  1. Genial y muy aclaratoria entrada Arturo!… Me alegro que el encuentro del domingo fuera así de productivo. Yo esta vez no pude asistir, pero seguro que la próxima ahí estoy. Infinitas gracias por todo lo que haces, divulgas, enseñas y compartes….Sigo repasando el sistema motivacional del organismo, aunque (como te dije) me cuesta integrar los «ingresos-egresos»… un fuerte abrazo

  2. Qué bien, Arturo! Son muy buenas noticias. Por mi parte, paciente de uno de los grupos en Navarra, agradecer a Marijo, Charo y Anne su ayuda. Les estaré eternamente agradecida.

Puedes escribir un comentario aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.