Nuevo curso de Dolor y movimiento

Convocamos una nueva edición de nuestro curso “Dolor y movimiento”, en Vitoria, para los días 21 y 22 de Junio. Lo impartiremos Maite Goicoechea y María Jiménez Fisioterapeutas, y un servidor, neurólogo jubilado. Información en tfno 696541479.

El curso consta de una parte teórica, centrada en los nuevos paradigmas del dolor, desde la perspectiva del error evaluativo neuroinmune, alimentado por la cultura, que propicia el miedo a la actividad, la hipervigilancia y la sensibilización global. La teoría se alterna con la aplicación práctica del marco teórico.

La Fisioterapia tradicional considera que el dolor generado en la actividad surge de alguna alteración estructural o funcional del aparato locomotor, que deberá ser detectada y corregida manualmente o con consejos y ejercicios. El cuerpo necesita ajustes y mantenimiento.

Dolor “músculoesquelético” Contracturas, acortamientos, puntos gatillo, vicios posturales, modos inadecuados de coger pesos, músculos flojos, vértebras descolocadas… Masaje, musculación, higiene postural, maniobras quiropràcticas, ejercicios… Camilla y gimnasio. Los músculos son el chivo expiatorio, aunque la responsabilidad de que haya dolor recaiga, en realidad, en el paciente, que es quien decide cuándo y cómo moverse.

Desde la nueva perspectiva se contempla la responsabilidad del Sistema Nervioso, que es el que controla la actividad, sin pedir permiso al individuo.

El Sistema Nervioso debe evaluar costes y beneficios de la actividad, desde los intereses del propio organismo, no siempre coincidentes con los del individuo consciente.

El dolor con la actividad expresa implícitamente una evaluación de amenaza a la integridad física del aparato locomotor. En ocasiones la evaluación es correcta. Existe en la zona doliente una lesión que debe ser protegida mientras se repara.

No es lo habitual, especialmente si el dolor es crónico. Es más frecuente que estemos ante un error evaluativo de amenaza. El organismo se atribuye un estado de vulnerabilidad y la actividad solicitada por el individuo dispara la alarma, el estado de alerta-protección. Los programas motores en este caso no van dirigidos a optimizar la actividad sino a proteger la integridad física del aparato locomotor en el curso de la acción.

Dolor, rigidez, torpeza, invalidez.

Una vez descartada la lesión, lo que toca es desactivar la estrategia de alerta-protección y restaurar el régimen de programas motores económicos, eficientes y creativos, exploradores, juguetones, libres. Para ello hay que quitar el miedo de los circuitos, de lo inconsciente y lo consciente.

Educación en Biología de la acción y exposición confiada a la actividad previamente requisada.

Hay que revisitar los escenarios abandonados, bajar la bici del camarote, volver a apuntarse al padel o a tumbarse en el sofá, dejando la silla ergonómica.

Fisioterapia con cerebro utilizando las manos para recuperar patrones motores saludables y la palabra para quitar miedo y poner sentido común.

Parafraseando a Patrick Wall: el cerebro del paciente es el gigante dormido en el tratamiento del dolor.

No es que esté dormido. Está demasiado despierto, vigilando y protegiendo lo que no tiene que proteger. Lo hace no por degeneración del aparato locomotor ni sensibilización de los circuitos neuronales sino porque gestiona la seguridad del aparato locomotor que cree tener, el que le ha descrito la cultura multiexperta variopinta.

El fisio es el asesor de ese cerebro del paciente, potencialmente gigante pero realmente empequeñecido, acurrucado, “contracturado”, asustado.

El saber ocupa lugar.

El paciente debe saberlo.

 

 

 

 

Acerca de arturo goicoechea

Born in Mondragón, Guipúzcoa, in 1946. Head of the Neurology Department at the Santiago Hospital in Vitoria (Álava), Spain. Published books: Jaqueca, 2004. Depresión y dolor, 2006. Cerebro y dolor (Esquemas en dolor neuropático) 2008. Migraña, una pesadilla cerebral, 2009.
Esta entrada fue publicada en Medicina, Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Nuevo curso de Dolor y movimiento

  1. Lapieza Rived M Jose dijo:

    Esta teoría puede aplicarse a pacientes con fibromialgia diagnosticada desde hace casi 20 años? Yo intento hacer ejercicio, yoga adaptado, danza suave, pasear… y sin que aparezca dolor solo puedo hacer lo último y controlando no excederme y solo es eficaz en plena naturaleza , pasear en la ciudad no me ayuda nada.
    Gracias

  2. Los años de evolución no influyen. Lo que manda es la evaluación vigente de enfermedad. Cualquier momento es bueno para trabajar y disolver esa evaluación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s