Vidas arruinadas

Peter Goadsby es un prestigioso neurólogo británico que lidera en el tema de la migraña la opinión de lo que entendemos como «los expertos».

La migraña, dice, es una enfermedad cerebral seria, heredada. No acorta la vida pero la arruina.

Cierto. Constituye la primera causa de invalidez en Neurología.

Un migrañoso nace condenado a una vida ruinosa, interrumpida con frecuencia variable por días de dolor insoportable, vómitos e intolerancia sensorial. Intentará llevar una vida monacal, privarse de todo, sin conseguir nada a cambio. Encontrará escaso alivio en los sucesivos tratamientos probados y escasa comprensión de su infierno por parte de sus allegados.

El neurólogo suscribirá la sentencia del lider máximo, P. Goadsby.

– Usted padece una enfermedad cerebral genética contra la que no podemos luchar con éxito. Hacemos lo que podemos. Ha salido un nuevo y prometedor tratamiento.

Este domingo tuvimos la revisión en Alcorcón de dos grupos de pacientes de migraña. Asistieron a clase, leyeron mi libro y pusieron en práctica lo aprendido.

La migraña, pienso yo, no es la consecuencia de una enfermedad cerebral sino de un aprendizaje tutelado por la información experta. No haga caso, en este tema, a quienes sostienen lo contrario. Su cerebro es sano. Procesa bien la información. No tiene «generadores de migraña», neuronas hiperexcitables que se disparan y montan el lío migrañoso. El problema está en que procesan y aplican la información oficial que proveen los neurólogos.

Nuestro alumnado hizo los deberes. Leyó, meditó y aplicó con coraje lo que aprendió.

Menos días de dolor, menos intensidad, menos fármacos y la recuperación de los hábitos perdidos.

Cerebro enfermo heredado (P. Goadsby-comunidad de neurólogos) versus cerebro sano instruido en el error (A. Goicoechea, para servirles).

En mi opinión la propuesta oficial no es correcta. No sólo eso: forma parte del problema.

Un organismo que gestiona su seguridad física desde la convicción de enfermedad y que codifica cada crisis como confirmación de esa condición enferma (sesgo de confirmación) condena a su residente a la ruina, al secuestro.

Sosteniendo, con argumentos, la hipótesis de organismo sano gestionado por un cerebro equivocado por culpa de la cultura experta, no generamos ningún peligro. Conocer la trama básica de la actividad del Sistema Neuroinmune no tiene efectos secundarios nocivos.

El conocimiento de la Biología es liberador.

El miedo anidado en los circuitos de alerta-protección, se disuelve con la comprensión de lo que en ellos sucede.

– A veces comienza el dolor. Interiorizo lo aprendido. Desvío la atención a mis cosas y muchas veces se me pasa.

Podríamos mostrar innumerables testimonios de vidas arruinadas que han vuelto a la normalidad tras cambiar de marco teórico.

Los Fisioterapeutas han aceptado el cambio de paradigmas del dolor. Están inmersos en un proceso de autocrítica que les honra. Reconocen el daño causado con lo que antes proponían y proponen ahora justo lo contrario.

Nada hace pensar que la comunidad de neurólogos revise sus postulados, a la luz de lo que la Neurociencia va proponiendo.

Puede que sean los propios fisios y los médicos de atención primaria los que acepten el reto y se pongan a ello.

Ya en Vitoria lo vienen haciendo en el Centro de San Martín, con excelentes resultados.

No estaría de más que las Instituciones también abrieran los ojos y apoyaran el cambio.

Mientras tanto seguirán arruinándose vidas con la maldición de la supuesta enfermedad cerebral genética.


2019-07-25 11.12.31

Publicado por arturo goicoechea

Neurólogo. Nacido en Mondragón, Guipúzcoa, en 1946. Jefe del Servicio de Neurología en el Hospital Santiago de Vitoria (Álava), España, hasta 2011, en la actualidad jubilado. Permanece activo como enseñante y divulgador de la aplicación de la Neurociencia al ámbito de la Neurología, especialmente referida a la migraña y al dolor crónico sin daño, impartiendo cursos y charlas y, desde hace una decena larga de años, a través de su blog.

7 comentarios sobre “Vidas arruinadas

  1. Arturo, consideras que el conocimiento del dolor fundamentado en ciencia básica puede generar unas expectativas y una liberación que pueda activar mecanismos como el placebo.

  2. Dr. Arturo, le escribo desde Argentina. Hace años que lo sigo y va cambiando mi concepto acerca de todo lo que ud. explica, aunque cuando aparece el dolor y las crisis sigo acudiendo a los analgésicos x que en una oportunidad aguanté 3 días y el dolor continuaba, sumado a no encontrar una salida para cumplir con el trabajo y demás obligaciones. Traté de dejar los preventivos y tuve que retomarlos, 1 semana entera con dolor, mareos, etc… Tengo 43 años. Mi primer migraña fue a los 11 años, imagine, toda una vida … Tengo que lograrlo. Aunque no lo crea, todos los días agradezco haberlo conocido!!! Un abrazo gigante desde San Rafael Mendoza, Argentina!

  3. Yo también he sufrido migraña, durante unos cuatro años. Yo también he pasado días en la cama, vomitando y sin poder hacer nada más que esperar a que pasaran las horas… y, sobre todo, lo que es peor, yo también he vivido con el miedo a que en cualquier momento sobreviniera una crisis, y no poder hacer una vida normal. Desde que conocí «las clases» del Dr. Goicoechea, he aprendido a actuar contra la migraña y ya no me supone un problema hoy en día. De vez en cuando empieza un ligero dolor, pero desaparece porque «sé» que no hay ningún motivo para ello. A María Florencia y a todos los que están en este camino les recomiendo leer, leer y leer (el libro, el blog de Arturo y el de la escuela del dolor) y ver los efectos que su nuevo conocimiento va teniendo en su cerebro, cómo el dolor viene, pero se va, cómo sus neuronas van aprendiendo que su cuerpo está bien, que aquí no pasa nada, que no hay motivo para el dolor.
    Mi agradecimiento al Dr. Goicoehea y a todos los profesionales que siguen sus teorías.

  4. Hola Arturo, acabo de leerte , soy un poco nuevo en esto del blog y me gustaría compartir algo contigo ya que veo que eres neurólogo y creo que te pueda interesar al igual que a mi tu opinión, yo tuve trastorno de migraña con aura durante varios años, y epilepsia parcial del lóbulo temporal, y varias dolencias más. Ya no las tengo y quisiera compartirte la información desde mi manera de tratarlo, he tratado a otra persona con epilepsia generalizada y con migraña, pero nuestras perspectivas son distintas, si te parece bien te mando un mail a la dirección que me digas, la mía es libertadevolutiva@gmail.com, te la doy por que no se si me avisará la página si me contestas ya que estoy empezando a usarla.gracias y un saludo.

Deja un comentario, haz una pregunta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.