Los malnacidos migrañosos

El migrañoso nace malnacido, con una condición genética que le condena a padecer las crisis de por vida, a poco que se descuide y se aparte de los exigentes e imposibles cánones de una vida ordenada, por dentro y por fuera.

Eso se dice en una entrevista más, en este caso a una cualificada neuróloga que  sentencia el carácter maldito de la migraña a la vez que promete el oro (para Farmaindustria) y el moro a los sufridos padecientes.

Dice que disponemos cada vez de más tratamientos específicos (¿?¿?¿?¿?) para la migraña. y que entraremos pronto en una época dulce pues ya tendremos los cacareados, y bien trabajados en su marketing, anticuerpos antireceptor de CGRP.

La CGRP es un mensajero neuronal que activa, cuando se libera, procesos de regeneración de tejidos destruidos (por ejemplo un infarto de miocardio).

Dicen que está aumentado en la migraña, aunque no haya nada que regenerar pues nada se ha destruido. Si administramos unos anticuerpos que bloquean su efecto estaremos impidiendo que el dolor se dispare tras cualquier fruslería.

No parece que eso genere mayor problema al organismo.

Realmente la CGRP se libera en la zona destruida para iniciar la reparación. La inflamación es la primera fase de esa regeneración. La CGRP la promueve. Si ponemos silicona en su cerradura, el receptor de CGRP, no podrá cumplirse el objetivo.

No sé qué sentido puede tener generar un estado similar a una enfermedad autoinmune.

Hay veces en las que el Sistema Inmune se equivoca y bloquea receptores de moléculas vitales. Por ejemplo en la Miastenia Gravis, el Sistema Inmune produce anticuerpos antireceptor de acetilcolina, la molécula que, entre otras cosas, inicia la contracción del músculo.

En la migraña lo que se dice es que las neuronas del trigémino liberan demasiada CGRP, creando un estado de sensibilización dolorosa y que basta reducir su nivel para que el dolor no aparezca.

Realmente el dolor no se origina en esas terminales sensibilizadas del trigémino, sino en una extensa y compleja red de áreas cerebrales, cuando evalúan amenaza de destrucción violenta de tejido en la cabeza. Ese estado evaluativo  puede ser correcto, en el caso de que, realmente, se haya producido el evento destructivo (por ejemplo una meningitis) pero puede ser erróneo, tal como sucede en la migraña. Si sobra CGRP es porque previamente está operando ese estado evaluativo. La CGRP se libera por mandato central, preparando la reparación de unos tejidos que se podrían destruir. El dolor no necesita sensibilización de las neuronas vigilantes del trigémino. Se basta la red de áreas cerebrales evaluativas para que aparezca en la conciencia.

Ayer tuvimos la segunda clase de un grupo de pacientes de migraña. Prácticamente todos habían mejorado tras la primera clase. Algunos, incluso tras haber violado intencionadamente todas las reglas de la mala vida, la ordenada y monacal, y haberse sacudido un par de vinos, chocolate o queso e irse de pingos, durmiendo poco.

No sé qué pasaría con sus CGRPs. Puede que en la azotea evaluativa no se diera la orden de su secreción pues ya no se temía que pasara nada en la cabeza.

En la mente de los neurólogos no caben, al parecer, cuestiones tan relevantes como el aprendizaje neuronal.

Para nosotros es la cuestión clave.

Se aprende y desaprende. Basta con informar de los procesos biológicos y espabilar.

No hay que bloquear la CGRP. Hay que sanear la función evaluativa, conseguir que se liberen mensajeros cuando haya algo razonable que ejecutar.

No hay anticuerpos monoclonales frente a las creencias sensibilizadoras.

Sólo el aprendizaje, guiado por…

¿Cui bono?

Acerca de arturo goicoechea

Born in Mondragón, Guipúzcoa, in 1946. Head of the Neurology Department at the Santiago Hospital in Vitoria (Álava), Spain. Published books: Jaqueca, 2004. Depresión y dolor, 2006. Cerebro y dolor (Esquemas en dolor neuropático) 2008. Migraña, una pesadilla cerebral, 2009.
Esta entrada fue publicada en Medicina y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Los malnacidos migrañosos

  1. Soy “civil” y profano en materia médica. Pero creo que usted puede tener razón porque, si no fuera como usted expone, no hubiera habido ningún cambio evolutivo neuronal en nuestra especie. ¿Es esta plasticidad neuronal, susceptible de todo tipo de aprendizajes, para adaptarse o para desadaptarse, si he entendido algo correctamente de lo que usted explica, la que puede estar en trastornos emocionales como la depresión, es decir, que la depresión, y otros trastornos similares, estén radicados en ese fallo o error evaluativo al que usted se refiere? Disculpe mi enredosa y confusa pregunta. Gracias.

  2. Jose Luis: el aprendizaje está implicado en todos los asuntos biológicos, muy especialmente en nuestra especie, que no maura hasta más allá de los 20 y que necesita, además de un instructor-supervisor quien va describiendo el espacio opaco del interior del organismo.
    Evidentemente en el aprendizaje confluyen muchos factores, incluido el azar. La depresión puede considerarse como un déficit de motivación. En cada caso habrá que analizar los factores que han llevado a esa situación. No estaría mal que fuéramos conscientes del proceso para poder protegernos. En el fondo, si no hay un escenario que justifique la falta de motivación, podríamos considerarlos como un error de evaluación de la estima propia o ajena, una consideración de que el esfuerzo no se justifica.

  3. Muchas gracias por su sabia y pronta respuesta. Sólo pienso que la evaluación consciente o más o menos consciente, que implica la motivación, o su falta de motivación en la depresión, podría conllevar que la base neuroquímica la reflejara, devolviendo al ser para sí consciente que su evaluación es correcta, puesto que “se siente” así, llevando a un círculo vicioso-habitual que se cronifica. No sé si digo algo con algún sentido. Muchas gracias.

  4. Rosa dijo:

    Soy una exmigrañosa malnacida , dispuesta a vivir la vida sin depender de mi cerebro para si puedo o no puedo hacer que o cuales cosas .
    Etiquetada como migrañosa crónica y dependiente durante mas de cuatro decadas de unos farmacos inutiles …en mi caso .
    Gracias Arturo por tu trabajo , gracias a PROFESIONALES como tú ,podemos decir que somos muchos exmigrañosos .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s