Fibromialgia. Por el buen camino

Hay caminos que conducen a la fibromialgia y hay caminos que pudieran ayudar a salir de ella.

No hay consenso sobre cuáles son estos caminos.

Cada cual piensa que está encaminado y los demás, descaminados.

Debiera establecerse y aceptarse un mínimo de consensos, antes de afrontar la cuestión de quién anda encaminado o descaminado.

Por ejemplo:

La etiqueta “fibromialgia” describe un padecimiento que incluye, fundamental pero no exclusivamente, dolor generalizado, cansancio, mala calidad de sueño y dificultades cognitivas. Podemos aceptar los criterios exigidos por consenso para aplicar la etiqueta a quien dice padecer dichos síntomas, una vez descartados los procesos patológicos que pueden explicarlos.

El relato del paciente debe ser creído, tal como se expresa. El sufrimiento e invalidez son absolutamente reales.

Las pruebas complementarias habituales suelen ser normales, pero hay evidencia de que si se estudia el organismo de la fibromialgia en el contexto de la investigación, se encontrarán cambios respecto al organismo del grupo de control:

…Disminución de densidad de fibras C en la epidermis; aumento de potenciales ectópicos en fibras C; modulación descendente en asta posterior de médula en estado sensibilizante; cambios de volumetria cortical; mayor actividad de redes en reposo; presencia de marcadores de activación glial y un largo etcétera.

Podría haber consenso sobre la significación de dichos datos: no estamos ante una enfermedad de partes blandas, una enfermedad “reumática”, sino ante algo que implica al Sistema Nervioso, a neuronas y células de la glía.

Las señales que procesa el Sistema Nervioso o el modo como las procesa no es adecuado. La etiqueta de la “sensibilización central” podría aceptarse o ampliar el ámbito a toda la red nerviosa: “sensibilización del Sistema Nervioso” (central y periférica, neuronal y glial)

Ante la evidencia de datos que certifican un estado de organismo sensibilizado que explica perfectamente los síntomas y certifica la veracidad del relato de los pacientes, cabe formular diversas hipótesis sobre su significado.

Básicamente hay dos modos de interpretar los hallazgos.

1) Los datos expresan una patología. El organismo de la fibromialgia está enfermo. No procesa bien las señales. Estímulos inofensivos generan un estado hipersensible del Sistema Nervioso, que se proyecta en la conciencia a través de los síntomas. El paciente se limita a padecerlos. No los genera, por un supuesto estado psicológico de ansiedad-depresión ni , mucho menos, voluntariamente, para manipular su entorno social desde un rol de enfermedad que le favorece.

Los caminos que conducen a ese organismo enfermo, a ese estado de hipersensibilidad del Sistema Nervioso, son múltiples y no bien conocidos ni consensuados. En cada caso, pueden variar y actúan de modo complejo. No se contempla el aprendizaje, la cultura de organismo, como factor contribuyente, al menos como factor fundamental.

2) Los datos expresan un estado de alerta-protección. El Sistema Nervioso es normal pero está en un estado hipervigilante no justificado. La conectividad que genera esos datos es una conectividad que responde a una evaluación de enfermedad, pero dicha enfermedad no existe. Estaríamos ante un error evaluativo neuroinmune. La función evaluativa no es competencia del individuo consciente. El organismo no pide permiso al residente (el Yo consciente) para gestionar sus asuntos.

Los caminos que conducen a esa situación pueden variar y actúan de modo complejo. El todo es más que la suma de las partes. Cualquiera de las partes no explica el todo. El factor fundamental es el aprendizaje, guiado por la instrucción experta, la cultura de organismo. El paciente reside en un organismo que actúa desde esa narrativa construida.

Cada camino de llegada propone un camino de afrontamiento.

El primer camino sugiere la aceptación-reclamación de enfermedad y ofrece remedios multidisciplinares, fármacos, fisioterapia, ayuda psicológica, mindfulness, entrenamiento amigdalar, estimulación transcraneal y otros ,que pueden ayudar a paliar las consecuencias de la enfermedad, que, seguiría mostrándose esquiva respecto a origen y curación.

El segundo camino sugiere lo contrario: desactivar la etiqueta de enfermedad (en el sentido del primer camino) y recuperar la convicción de organismo sano pero gestionado por un Sistema Neuroinmune que erróneamente activa estados de hipervigilancia-protección.

Se llega y se puede salir de la fibromialgia por el camino de la Educación en Biología Neuroinmune. Hay que ayudar al organismo a modificar el estado evaluativo de enfermedad, ya que es erróneo, mortificador e invalidante y, además, genera bucles de retroalimentación, que cronifican y dinamizan los síntomas.

¿Quién anda descaminado y quién encaminado?

Para gustos y convicciones.

Nosotros explicamos cuestiones básicas de la función evaluativa neuroinmune. El paciente aprende cosas que desconocía y, al menos, dispone de un mapa de carreteras que, incluye, además de las grandes autopistas, un caminito insignificante, por el que puede acertar a salir del laberinto en el que está metido.

El saber ocupa lugar.

Acerca de arturo goicoechea

Born in Mondragón, Guipúzcoa, in 1946. Head of the Neurology Department at the Santiago Hospital in Vitoria (Álava), Spain. Published books: Jaqueca, 2004. Depresión y dolor, 2006. Cerebro y dolor (Esquemas en dolor neuropático) 2008. Migraña, una pesadilla cerebral, 2009.
Esta entrada fue publicada en Medicina y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Fibromialgia. Por el buen camino

  1. SFC dijo:

    Claro que si! Y si alguien se pierde en el polo norte, solo tiene que auto-convencerse de que no tiene frió y permanecerá calentito y feliz de por vida. Que bonito!!! Aplausos y ovaciones señor Goicoechea!
    Ha redactado usted un relato de fantasía maravilloso, lastima que para ello no se base en ninguna evidencia científica y lo arroje tan a la ligera, colaborando en la incredulidad de esta enfermedad, ya de por si, maltrecha por la sociedad y comunidad medica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s