Los síntomas de la migraña

Los expertos consideran que existe migraña cuando se da el agrupamiento de un conjunto de síntomas, ya conocidos:

Pródromos.

Dolor de cabeza recurrente, con frecuencia de predomino en un lado.

Nauseas-vómitos

Intolerancia sensorial.

En la infancia, se admiten como migrañosos los denominados “equivalentes”:

Vértigo paroxístico recurrente.

Dolor abdominal recurrente

Tortícolis espasmódico

Dolor recurrente en una extremidad.

La etiqueta “migraña” es sólo eso: una etiqueta que define la presencia de un conjunto de síntomas.

Lo importante es desvelar el origen de esos síntomas., qué procesos los originan.

Los síntomas aparecen en el espacio privado de la consciencia. Sólo quien los padece puede dar fe de su existencia.

Los procesos del organismo son absolutamente inconscientes. No tenemos noticia del ajetreo biológico de la respiración, circulación, metabolismo, digestión… etc.

Tampoco tenemos noticia del procesamiento de la información por parte de la intrincada red neuronal. Sólo disponemos de los síntomas.

¿Qué podemos decir de ellos cuando aparecen proyectados en la consciencia?

Cada síntoma tiene su qué específico:

Si duele en media cabeza podemos asegurar que en ese momento la red neuronal está evaluando daño, muerte violenta celular, consumada, potencial o imaginada.

Si aparecen las nauseas, sabremos que el organismo evalúa amenaza a causa de lo ingerido.

Si los estímulos sensoriales son insoportables sabremos que el organismo nos quiere recluidos y aislados en la guarida.

La cuestión es: ¿qué hace que el organismo entre en un estado evaluativo catastrofista que se sustancia en la aparición de los síntomas migrañosos en la pantalla consciente?

La previsión de amenaza no se correlaciona con un peligro real.

Es una falsa alarma, reiterada, no detectada ni corregida. Más bien lo contrario: aumentada.

“Migraña” proviene del griego hemicránea: “media cabeza”.

La etiqueta no sugiere nada sobre la entraña del proceso.

Ante una crisis la interpretación correcta, consciente, debe ser:

Otra falsa alarma. No sucede nada. El organismo me protege sin razón. Esto es un despropósito. La cabeza no está en peligro. Lo comido es fiable. No hay motivo para que me quede en el cuarto oscuro.

Una alumna de uno de los cursos padecía crisis que aparecían de madrugada. Hacia las 4 se despertaba con un dolor bastante cuajado que le obligaba a levantarse y prestarle toda la atención durante el resto del día.

Tras conocer el proceso, a veces reaparecía el dolor mañanero pero la respuesta era: “déjame, que tengo sueño”. Se daba media vuelta y quedaba dormida, sin problemas para el resto del día.

 Así de sencillo.

A veces lo sencillo es difícil de conseguir, precisamente porque es sencillo.

Acerca de arturo goicoechea

Born in Mondragón, Guipúzcoa, in 1946. Head of the Neurology Department at the Santiago Hospital in Vitoria (Álava), Spain. Published books: Jaqueca, 2004. Depresión y dolor, 2006. Cerebro y dolor (Esquemas en dolor neuropático) 2008. Migraña, una pesadilla cerebral, 2009.
Esta entrada fue publicada en Medicina y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Los síntomas de la migraña

  1. Josep dijo:

    Arturo :

    Hay una pregunta que siempre he deseado hacer a un neurólogo con apertura de mente
    ¿Por qué demonios duele mitad de la cabeza?

    Por criterios nos dicen los manuales que suele cambiar la mitad… incluso ser holocraneal

    De hecho como bien dices , hemicrania da como resultado el término MIGRAÑA

    La cohorte de sintomas que luego asocia no dolorosos pueden esconder como bien describes condiciones programadas de auto protección injustificada por amenazas

    Pero me pregunto:

    ¿Que funcion trata de alarmarnos con la hemicranialgia?
    ¿Que error evaluativo trata de ponernos en alerta?
    De que sirve neuroevolutivamente la hemicranialgia?
    Si por lo menos se ubicara en un solo hemicraneo “podria ” tener algun sustrato…

    Hay otras entidades bajo el diag de migraña como la atipica basilar que se comporta de forma un tanto curiosa en posibles pseudoalertas. Quizas sea un entidad que no deba clasificarse como migraña sino como auténtico evento cerebro vascular transitorio no aterotrombotico . El equivalente a la enfermedad coronaria no obstructiva(NOCAD)

    Gracies

  2. Josep dijo:

    Addendum :

    La migraña basilar antiguamente se denominaba así porque sus manifestaciones correspondian a los síntomas provocados por la afectacion de la arteria basilar que irriga territorios que tienen que ver con:
    Vertigo
    Vision borrosa
    Disminución de consciencia
    I se manifestaba incluso con sincopes

    Segun la clasificación IHC-3 /2018:
    ( nunca me han convencido estas clasificación es de los dolores de cabeza)…
    La migraña antiguamente llamada Basilar
    Ahora se clasifica como migraña con aura del tronco encefálico ,o sea es una etiqueta sindromica, no fisiopatologica… empezamos a ir bien?
    Esta entidad se ha confundido mucho entre médicos en el diagnóstico de los accidentes vasculares cerebrales ( ictus) o AIT( accidentes vasculares transitorios)

    Porque segun los autores no han conseguido implicar la arteria basilar en su fisio patología …
    Ummmm
    De momento lo dejan ahí…
    Sólo llevamos 4 clasificaciones del dolor de cabeza desde 2002 creo… no nos alarmemos!

    Salud

  3. Josep: el aura migrañosa aparece por un mecanismo neuronal (Depresión cortical propagada) que no tiene ninguna delimitacide territorio vascular. El concepto “vértebrobasilar” es incorrecto. El aura típica visual en realidad se genera en la corteza occipital, que es territorio vértebrobasilar (arterias occipitales, ramos de la arteria basilar)

  4. Josep dijo:

    Entonces es lo que pienso…

    El concepto migraña con aura de tronco encefalico no es valido…

    Puramente academico?
    Varia en algo el tto si es asi?
    Antes se comentaba la peligrosidad teórica del uso de triptanes en este tipo
    Pero como metemos ese subgrupo de pacientes con clinica de tronco? Vale la pena escindirlos del concepto migraña?

    Gracias

  5. Josep: la etiqueta “migraña” no dice nada. Yo creo que lo que debemos establecer es si existe patología o, simplemente, error evaluativo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s