Aprender a imaginar

  El organismo es un espacio opaco en el que se integran una infinidad de procesos de extremada complejidad. Todo ello sucede en el ámbito de lo inconsciente. Lo que no aparece explicitado en la conciencia es objeto de la imaginación. El instinto de buscar y dar (aparentemente) con patrones que permitan comprender y anticiparSigue leyendo «Aprender a imaginar»