Lo inconsciente

 

Una simple célula desarrolla una actividad compleja, continua.

Un órgano, un sistema, una función del organismo contienen una actividad infinitamente más compleja.

Evidentemente no tenemos consciencia de ella, Sin noticia del páncreas, el bazo, la médula ósea, el intercambio de gases en los alvéolos pulmonares, la filtración de sangre en los glomérulos renales…

La actividad del organismo es inconsciente.

Sin embargo recibimos alguna referencia de lo que allí sucede. Tenemos percepciones: vemos, oímos, pensamos, nos emocionamos, tomamos decisiones.

Existe la consciencia, un ámbito que informa de alguna manera de la actividad del organismo.

El trabajo de las neuronas también es inconsciente pero su actividad determina los contenidos de la consciencia.

A través de la investigación podemos acercarnos a la actividad inconsciente del organismo.

Un diabético informado conoce los problemas metabólicos de sus células y, desde ese conocimiento, puede gestionar su enfermedad. El conocimiento le permite generar una cierta consciencia del mundo inconsciente celular.

El dolor resulta de la actividad compleja e inconsciente de una extensa red neuronal. El sentirlo no nos permite conocer lo que está sucediendo en la zona doliente ni en la red de neuronas que gestionan su seguridad. Sólo sabemos que duele y que nuestra conducta estará condicionada a la existencia de ese dolor.

Gracias a la investigación, tal como sucede con la diabetes u otras enfermedades, podemos generar una cierta consciencia de lo que trajinan las neuronas. Una vez descartada una lesión que explique y justifique el sentimiento doloroso, lo que procede es utilizar el conocimiento consciente para interiorizar el proceso evaluativo y tratar de influir conscientemente en su devenir.

Cuando recibimos un recado somático en la consciencia, un síntoma, este se acompaña de una velada propuesta conductual y un ronroneo mental sobre lo que pudiera estar sucediendo. Este ronroneo surge del conocimiento más o menos consciente que hemos adquirido a lo largo de a vida.

Duele en la zona lumbar. Rigidez. Limitación funcional. La columna está mal. Cuidado con la actividad.

Creemos que el dolor lumbar tiene un origen “músculoesquelético” y que la actividad irrita una zona lesionada.

No nos han enseñado a pensar en neuronas. No somos conscientes de su trabajo inconsciente.

Con la Pedagogía aportamos un conocimiento que nos permite enriquecer la parte consciente y  gestionar mejor la actividad inconsciente de nuestras neuronas.

Duele. No hay nada peligroso en la zona lumbar. Puedo y debo tratar de moverme con normalidad, sin miedo. Espero que mi red neuronal inconsciente modifique su estado y desaparezca el dolor de la consciencia.

Lo inconsciente existe.

Lo consciente, también, aunque no sepamos cómo emerge. El conocimiento nos acerca o aleja, según sea fiable, del ámbito inconsciente de las células.

Ser consciente de la actividad neuronal ayuda a la gestión inconsciente de la red.

No sea inconsciente.

Acerca de arturo goicoechea

Born in Mondragón, Guipúzcoa, in 1946. Head of the Neurology Department at the Santiago Hospital in Vitoria (Álava), Spain. Published books: Jaqueca, 2004. Depresión y dolor, 2006. Cerebro y dolor (Esquemas en dolor neuropático) 2008. Migraña, una pesadilla cerebral, 2009.
Esta entrada fue publicada en Medicina y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Lo inconsciente

  1. Francisco dijo:

    Revisando todos sus mensajes desde q se creó el blog siempre es lo mismo. Mismo mensaje . Leído uno leído todos. No entiendo porque repetir tanto lo mismo.
    Esta claro q uno lo puede leer o no. Pero creo q el blog tendría q permitir interactuar y contestar las dudas q se tienen. No es un consultorio médico, lo sé. Pero mandar mensajes sin poder resolver dudas no tiene sentido.
    Lo siento, es mi opinión

  2. Francisco: tiene usted razón en lamentar que no haya contestado a su reiterada pregunta sobre el concepto de lo psicosomático. Pido disculpas. En realidad he tratado la cuestión en otras entradas, comentando el modelo biopsicosocial, “todos los dolores son psicológicos”. Intento reflexionar dentro del ámbito de la teoría celular: no hay en los seres vivos mas que células y lo que estas segregan. No soy partidario de los términos psicosomático, somatización o psicógeno. Prefiero utilizar sólo el término biológico en sentido amplio. Mi entrada de hoy pretendía, precisamente, aclarar algo sobre la cuestión, deslindando el ámbito de lo inconsciente (el trabajo de las células) del consciente (la información que genera el organismo hacia el “yo”.
    No comparto su opinión de que el blog sólo contenga una cuestión que se repite machaconamente. Indudablemente, es un blog centrado en el dolor y es difícil no repetirse. Lo he consultado con lectores que conozco y aceptan que sea así, pues ven cierta variedad en la manera de exponer los mismos conceptos.
    Creo que el modelo evaluativo, con el apartado de los errores, puede aplicarse al ámbito dela Psiquiatría o de la Psicología, pero no entro en esas cuestiones porque no tengo experiencia. Teóricamente, lo veo plausible.

  3. RAFA dijo:

    Hola Arturo, tengo claro que las emociones generan somatizaciones en el cuerpo mediante síntomas físicos. Pienso que mente-cuerpo es una única unidad en continua interacción. Hablo desde mi propia experiencia. Tengo una discapacidad física desde hace ya 25 años y siempre he tenido que convivir con problemas musculares, contracturas, sobrecargas en cadera, tobillo, dolor lumbar y cefaleas tensionales. Los médicos convencionales siempre me han dicho que es estructural, dismetria, cargar una zona más que otra, descompensación, ect.. Desde que desterré los diagnósticos, radiografías, resonancias que meten el miedo en el cuerpo (degeneraciones discales, protusiones, esclerosis….) y pude liberarme del miedo con artículos como Dolor y movimiento y las lecturas de los libros del Dr John Sarno mi vida cambió a mejor. Me veía identificado con las lecturas de sus libros Mente dividida, Libérese del dolor de espalda y Curar la mente, curar el cuerpo, parecían que estaban escritos para mi. El mensaje es claro en estos libros de cómo, miles de pacientes en EEUU se han curado de sus “dolencias musculoesqueléticas”. Habla claro de cómo emociones reprimidas en la caja negra (inconsciente) ira , rabia,… son capaces de desviar la atención en el cuerpo mediante el dolor para que no salgan a la consciencia. Todos los dolores son psicosomáticos si en realidad es el cerebro el órgano capaz de generar y quitar la percepción de dolor y creo que todas las personas el algún momento de la vida somatizamos por las presiones y tensiones diarias de la vida (laboral, familiar, conflictos emocionales). Pienso que las emociones son capaces de modificar la red neuronal, la química cerebral (pensamientos, runruneo mental…). Yo ante todo este conocimiento, mis “dolores musculares” y mis cefaleas se han visto gratamente reducidas y desprogramadas. Las cefaleas al terminar de leer Migraña una pesadilla cerebral y los dolores musculares mediante la lecturas (comprensión y aceptación de pensar en psicológico no en físico) de los libros del Dr John Sarno. No hay prueba más clara que las evidencias clínicas de miles de personas curadas de sus dolencias aunque el inconsciente no se pueda observar en un laboratorio como prueba científica. En alquna ocasión le he leído comentar a Arturo que a veces tiene pequeños dolores, que no sabe como pero hace que desaparezcan en un corto plazo de tiempo. A mi me pasa lo mismo cuando arrecia una crisis lumbar aguda, contracturas trapecios, cuello, tendones de las piernas, pienso y acepto como bueno el entramado psicológico no físico del cerebro, mantengo una conversación con él y el dolor dura muchísimo menos que hace años. Antes tiraba de medicinas alternativas (efecto placebo) (masajistas, osteópatas,…) y desde hace ya 2 años me va mucho mejor desde la introspección. El Dr John Sarno lo describe como SMT (Síndrome de miositis tensional) generada por una pequeña isquemia local por falta de oxigeno y todos sus equivalentes (reflujo, problemas gastrointestinales, síndrome del túnel carpiano, dolor en el codo.. Como digo yo lo he vivido bajo mi experiencia y ver cómo después de mejorar de dolor en una zona del cuerpo pasa a otra zona para seguir manteniendo la atención en el cuerpo y no en la mente. Qué gran misterio el INCONSCIENTE. Un saludo

  4. RAFA dijo:

    Por supuesto toda esta teoría del Dr Sarno y como dice también Arturo primero hay que descartar cualquier patología con pruebas complementarias y que pueda justificar ese daño y dolor y dar con el diagnóstico. Si no hay nada que lo pueda justificar, entonces ya es otra historia que construir (errores evaluativos, emociones reprimidas, pensamientos intrusivos, miedos…..)

  5. Rafa: una miositis es una inflamación de los músculos,es decir, infiltrados inflamatorios, necrosis de fibras musculares, aumento de enzimas musculares, debilidad muscular, etc. No creo que nada de esto exista en los músculos etiquetados como “miosistis tensional” por el Dr Sarno. Es un término arbitrario que no tiene nada que ver con la realidad. Yo creo que lo importante es lo que el organismo evalúa de lo que sucede. Las emociones no son estados que amenacen la integridad de los tejidos por lo que no tendría que activarse la conectividad que genera el sentimiento de dolor en la conciencia.

  6. RAFA dijo:

    Lo que está claro es que la medicina convencional ha fracasado ante estas dolencias. El dolor de espalda se ha convertido en una epidemia mundial. Nos han hecho creer que somos cuerpos frágiles, vulnerables. Pienso que no sabemos cómo el cerebro crea, genera pensamientos, articula el lenguaje…. ¿Cómo lo hace? Entonces así como emociones negativas (ansiedad) desencadena respuestas físicas (rubor, mareos, taquicardia, sudor…) por qué no puede crear dolor? el inconsciente es ilógico, irracional. Un saludo

  7. Francisco dijo:

    Gracias Arturo por tu respuesta
    Yo creo q el estrés produce tensión muscular, espalda ,cuelllo etc…yo lo he sufrido incluso contracturas en la espalda mientras dormia, sin esfuerzos, otra cosa es porque se mantiene un dolor en el tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s