Aprendizaje evaluativo. La letra, con dolor entra.

 

El dolor expresa en la conciencia el estado evaluativo de amenaza de cada escenario. Si al hacer algo, duele, quiere decirse que esa acción es evaluada como amenazante por la red neuronal.

Aprendemos a evaluar. Las incidencias propias de daño, la observación de las ajenas y la instrucción experta van modelando la conectividad que opera en cada escenario.

El dolor funciona como un reforzador negativo, como un castigo. Penaliza la interacción del individuo en ese momento, lugar y circunstancia.

Hoy es fin de semana. Peligro. Dolor de cabeza. Confirmación. Aprendizaje reforzado.

Los estados evaluativos generan dolor, en ausencia de daño, y el dolor refuerza la pre-visión de amenaza.

Podemos y debemos tratar de modificar esa estructura circular viciada, desbaratando el estado evaluativo de amenaza.

Sentimos dolor en un escenario. Interiorizamos con convicción el error evaluativo. No sucede ni va a suceder nada. Desviamos la atención a lo que nos ocupa.

Puede que el dolor amaine. Puede que se intensifique.

¿Tomo o no tomo el calmante? Si el dolor aprieta, probablemente haré lo que el estado evaluativo exige: tomarlo. El dolor amaina. El error evaluativo sale reforzado.

Todos los aprendizajes contienen teoría (cogniciones) y práctica (conducta).

Si queremos desaprender, evitar los errores evaluativos, debemos evaluarlos como tales errores.

– Tengo mal la columna. Me duele.

Mal asunto.

– Maldito estado evaluativo erróneo.

Mejor así.

Luego hay que poner en práctica lo que damos por bueno cognitivamente. Tratar de actuar como si no hubiera amenaza y no necesitáramos ayuda externa (ritual analgésico) para disolver el dolor.

El dolor puede imponer su ley e impedir el desaprendizaje. Los estados evaluativos erróneos pueden resultar refractarios al cambio.

– Comprendo y acepto la hipótesis evaluativa pero no consigo que desaparezca el dolor.

Librarse de miedos somáticos aprendidos puede resultar fácil para unos y complicado para otros.

El dolor expresa con su poder la importancia biológica de la evitación de daño.

El error evaluativo cronificado en nuestra especie expresa la dependencia del aprendizaje de la instrucción experta.

– Estoy desaprendiendo a evaluar amenazas.

– Por qué no te dejas de tonterías y te tomas el ibuprofeno?

Paciencia…

 


2019-07-25 11.12.31

Publicado por arturo goicoechea

Neurólogo. Nacido en Mondragón, Guipúzcoa, en 1946. Jefe del Servicio de Neurología en el Hospital Santiago de Vitoria (Álava), España, hasta 2011, en la actualidad jubilado. Permanece activo como enseñante y divulgador de la aplicación de la Neurociencia al ámbito de la Neurología, especialmente referida a la migraña y al dolor crónico sin daño, impartiendo cursos y charlas y, desde hace una decena larga de años, a través de su blog.

Deja un comentario, haz una pregunta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.