De pensamiento y de obra

  Nadie se comía un rosco pero todos teníamos el magín agitado tratando de acercarnos a una realidad imposible. El pecado de obra era una rareza pero el de pensamiento nos torturaba a todas horas. Todos éramos pecadores a expensas de lo que imaginábamos, y sufríamos tanto o más por ello que por el ayuno extremo que padecíamos. Con la enfermedad sucede algo parecido. Hay enfermedades reales, de obra, y enfermedades imaginadas, de pensamiento. Los síntomas, el padecimiento, aparecen tanto si la enfermedad es real como si sólo existe en la imaginación. Paradójicamente, duele más, con más intensidad y persistencia, …

Seguir leyendoDe pensamiento y de obra

Posicionarse

   ¡Sentaos bien! En algún curso he hecho la prueba. Al instante, todo el mundo se pone derecho, «se sienta bien». Hay fisios que predican las bondades de la buena postura, tanto de pie como sentado. Una posición recta es la correcta. Nada de inclinarse para fijar la vista en el ordenador o el móvil; la espalda pegada al respaldo de la silla; los pies apoyados en el suelo; la pelvis, los hombros… Todo en la posición adecuada. Si uno no sigue los cánones de la buena postura pagará la factura del dolor, la deformidad, la degeneración de los tejidos, …

Seguir leyendoPosicionarse

Darse importancia

  La realidad es un conjunto de significados potenciales, inciertos. El organismo de cada cual atribuye importancia a cada escenario, a cada interacción con el entorno. Cada YO es la expresión singular de la importancia que el organismo se va dando al encuentro con ese entorno. – Me afectan los cambios de tiempo. Ese organismo atribuye importancia a que el tiempo cambie, circunstancia inevitable en la conducta de la realidad meteorológica. Las circunstancias son importantes en sí o únicamente porque el organismo se ha concedido esa importancia, aun cuando lo que sucede sea trivial. El Sistema Neuroinmune se encarga de …

Seguir leyendoDarse importancia

«Comillas»

En el suplemento semanal de El Correo aparece un extenso «reportaje» sobre la migraña, con el titular: La «vacuna» contra la migraña. Evidentemente una «vacuna» no es una vacuna y hubiera sido delictivo publicitar algo como lo que no es. El CGRP (Calcitonin-Gene-Related-Peptide) es la molécula  a la que se le endosa la culpabilidad del despropósito migrañoso. La «cabeza de turco», el «chivo expiatorio», el mensajero al que hay que matar. La red neuronal de un migrañoso, dicen, libera CGRP por el interior de la cabeza y eso lo «explica» todo. Cosas de los «genes». Habría que «neutralizar» ese CGRP …

Seguir leyendo«Comillas»

Obras

 

El organismo se encuentra en un estado continuo de renovación. Las células nacen, se desarrollan, se dividen, mueren, se reponen. Todos los componentes de la célula renuevan sus moléculas, su estructura.

Aparentemente nada cambia, si no sucede nada, salvo el aspecto que impone el paso del tiempo.

Todos los procesos están minuciosamente engarzados y controlados. De otro modo seríamos una especie de alien.

Sobre el ajetreo continuo del mantenimiento se sobreponen, a veces, incidentes de daño. El destrozo genera señales que ponen en marcha el proceso de reparación. Primero hay que eliminar los cadáveres celulares, neutralizar los gérmenes, si los hubiera.

Cada paso se activa por los correspondientes mediadores.

Seguir leyendoObras

Optimizar los placebos

 

En un estudio reciente sobre prevalencia de migraña en niños y adolescentes se compara la eficacia de dos fármacos (amitriptilina y topiramato) frente a placebo, como tratamiento preventivo.

Se obtuvo en un 60% de los casos más del 50% de reducción en días de dolor en los tres grupos. Los fármacos sólo se mostraron superiores al placebo en los efectos secundarios.

¿Conclusión?

Parece evidente: el efecto placebo es potente en la infancia y adolescencia para evitar días de migraña. Es decir, las creencias imponen su ley en la mente infantil, en esta cuestión. Lo que la expectativa quita, pudiera ponerla. Es un suponer. Si la migraña desaparece por la creencia de que hemos administrado el antídoto, podría pensarse que las creencias de signo contrario la ponen.

Es una hipótesis.

Seguir leyendoOptimizar los placebos