Una consulta plausible

– Tengo dolor

– ¿Dónde; cómo qué; cuánto; cuándo; qué lo agrava; qué lo alivia; es un dolor nuevo?; ha notado algún síntoma más; pérdida de fuerza; hormigueos …; qué piensa del dolor; le han visitado otros médicos; qué le han dicho?

– Siéntese en la camilla. Voy a explorarle.

– La exploración es normal. No hay ningún aspecto de los síntomas que preocupe. Creo que no tiene usted nada anormal. Procure hacer vida normal y no prestar atención al dolor. No es necesario hacer pruebas.

– De acuerdo, doctor. Supongo que mi cerebro anda preocupado, con exceso de vigilancia

– Es lo más probable.

El profesional y el ciudadano saben que el cerebro existe y que en ocasiones trabaja en modo alarmista, generando dolor sin que haya ninguna situación anómala. Ya se sabe: el organismo está vigilado, evaluado y protegido por el sistema neuroinmune y puede cometer errores. El dolor emerge en la conciencia siempre como resultado del estado evaluativo de ese momento. Si duele, el sistema evalúa amenaza, a veces con motivo y otras, sin él. La consulta al profesional permite establecer con seguridad razonable si la evaluación neuroinmune de amenaza está justificada o no. No hay que hacer pruebas complementarias. No hay por qué prescribir terapias.

– Váyase tranquilo. Ante cualquier novedad o si persiste el dolor, vuelva a la consulta.

Es una consulta plausible pero poco probable.

En las consultas habituales faltan preguntas y una exploración mínima básica. El cerebro y su función evaluativa no está considerado por el profesional ni por el ciudadano. Si no hay sospecha de patología se echa la culpa a cualquier cosa y se prescriben calmantes y se dan consejos que no tienen demasiado fundamento.

– ¿No me van a mirar por el escaner?

– Se lo pido para su tranquilidad (y la mía)

Las guías de buena práctica médica recomiendan no pedir pruebas innecesarias.

– Tiene usted artrosis, dos hernias discales… Tome estos antinflamatorios. Le mando a rehabilitación.

Escuela de espalda, ejercicios, masajes, estiramientos… Quizás dietas…

El cerebro se va de rositas. Reforzará el modo alarmista con la información, presionando al individuo hacia una conducta que minimice la incertidumbre. Si la columna es vulnerable y está degenerada, los músculos flojos, el usuario se sienta como le da la gana y hace cosas que no debiera, no sorprende que aparezca el dolor, confirmando (sesgo de confirmación) lo que se temía: la actividad es peligrosa. Por eso duele. Hay que proteger.

Antes de ayer dimos una charleta informativa mi hija fisio y yo a un grupo de ciudadanos. “Creencias y mitos sobre el dolor. El dolor desde la Pedagogía en Neurobiología”

Una vez más se escenificó el abismo que separa a lo que el profesional dice y el ciudadano cree y lo que nosotros proponemos.

Lo plausible contra lo habitual. Todavía somos minoría silenciosa.

Ayer tuve una reunión con el Servicio de Salud Pública del ayuntamiento de Vitoria para promover charlas de divulgación en la ciudadanía. Buena acogida y disposición.

Urge la alfabetización en Biología del sistema defensivo neuroinmune, sus excesos y las consecuencias que se derivan; la importancia del aprendizaje; la necesidad de promover campañas de divulgación.

– Vengo del médico. Me ha dicho que el dolor tiene toda la pinta de ser por exceso de vigilancia de mi cerebro. Me he quedado tranquila. Ya no me duele.

– Ya te dije. El cerebro se pasa el día planteándose las opciones más catastrofistas. Está instruído así.

No es una conversación que pueda darse entre ciudadanos normalizados.

La propuesta del cerebro alarmista culturizado, domesticado, sigue siendo extraña, revolucionaria.

Vicente sigue yendo a donde va la gente…

 

Anuncios

Acerca de arturo goicoechea

Born in Mondragón, Guipúzcoa, in 1946. Head of the Neurology Department at the Santiago Hospital in Vitoria (Álava), Spain. Published books: Jaqueca, 2004. Depresión y dolor, 2006. Cerebro y dolor (Esquemas en dolor neuropático) 2008. Migraña, una pesadilla cerebral, 2009.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s