8 de Marzo

La mujer es una diana más fácil del dolor, en ausencia de daño relevante.

Dicen los expertos que son los «cambios hormonales» y los factores psicológicos (ansiedad, depresión) los que explican el dolor facilitado y se deja entrever con frecuencia, aunque no se diga, que, quizás, no haya tanto dolor como se confiesa.

Una padeciente del último curso de migraña contó a su neuróloga que se encontraba mucho mejor aun habiendo abandonado la medicación.

–  No sé si conoce al Dr Goicoechea…

– Sí.

– He hecho un curso…

– Ah…

Eso es todo.

————————————–

Marisol Perez de San Román es una compañera, médico de atención primaria, que colabora desde el principio en el trabajo con los grupos de pacientes de migraña.

Me ha enviado sus reflexiones para este día:

————————————–

8 de marzo

Dicen las estadísticas que las mujeres tenemos peor salud percibida que los hombres, aunque somos más longevas.

Consultamos más, se nos diagnostica con mayor frecuencia en los grupos de “síntomas mal definidos” y  en los llamados síndromes de sensibilización central (migraña, fibromialgia…),  tomamos más ansiolíticos y antidepresivos, y por supuesto muchos más analgésicos.

Probablemente son muchos los factores que influyen para que esto sea así  desde el rol de “supuestas perdedoras” en la escala social: las desigualdades salariales y de condiciones laborales, la doble jornada de muchas, la sobrecarga de los cuidados… Todo ello reconocido  y para lo que existe afortunadamente cierta sensibilidad en el sistema social y sanitario.

Paradójicamente en un medio cada vez más feminizado como es la sanidad seguimos manteniendo actitudes  paternalistas, y en muchas ocasiones fatalistas,  para todos los pacientes en general, y especialmente para las mujeres con dolor crónico.

La experiencia de intervención grupal en pacientes de migraña, basándonos en  el constructo teórico del Dr. Goicoechea, de más de 5 años de andadura, nos está dando la oportunidad de comprobar, grupo tras grupo, cómo hay otra forma de hacer las cosas en el campo del dolor crónico sin daño, cómo el conocimiento y la comprensión de lo que ocurre en el organismo tiene un efecto francamente  ” liberador”  para las personas: no sólo dejan de padecer síntomas molestos e invalidantes, sino que recuperan la normalidad, sin etiquetas de cronicidad, o de “hipersensibilidad” cerebral, donde no debería haberlas.

La experiencia de nuestros compañeros de Bizkaia en intervención pedagógica grupal para pacientes  de fibromialgia, también mujeres en su mayoría, me atrevo a asegurar que está siendo igual de ilusionante y positiva para los pacientes y los profesionales implicados.

Ya lo dijo M. Curie: dejamos de temer aquello que hemos aprendido a entender. Y  en muchos casos vale con eso, con dejar de temer, seas hombre o mujer, da igual.

Creo que tenemos la obligación moral de avanzar todos en este campo.

Gracias, Arturo, por explicarnos.

 

 

 

 

 


2019-07-25 11.12.31

Publicado por arturo goicoechea

Neurólogo. Nacido en Mondragón, Guipúzcoa, en 1946. Jefe del Servicio de Neurología en el Hospital Santiago de Vitoria (Álava), España, hasta 2011, en la actualidad jubilado. Permanece activo como enseñante y divulgador de la aplicación de la Neurociencia al ámbito de la Neurología, especialmente referida a la migraña y al dolor crónico sin daño, impartiendo cursos y charlas y, desde hace una decena larga de años, a través de su blog.

3 comentarios sobre “8 de Marzo

  1. Simplemente, muchas, muchas gracias por seguir haciendo pedagogía, por seguir divulgando, por seguir ayudando.

  2. Yo también te doy la gracias. A mí me ha mejorado mucho la vida algo tan sencillo como entender. Lo que sigo sin conseguir es que me comprendan cuando lo cuento.

Deja un comentario, haz una pregunta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.