El dolor meníngeo de la migraña

Por principio, por dogma incontrovertible, se considera que el dolor migrañoso necesariamente surge de las terminales meníngeas y vasculares del trigémino. En ausencia de un daño que las active, no cabe otra posibilidad que la de su sensibilización extrema. Dicen. Un estímulo banal como el latido arterial, mover la cabeza, toser… hace que las terminales nerviosas del trigémino liberen «señales de dolor», dada su condición hipersensible. ¿Cómo se llega a ese estado de hipersensibilidad extrema? Se da por supuesto que existe una genética responsable. Esa genética crea espontáneamente o con el empujón de un desencadenante, una perturbación cerebral que acaba, …

Seguir leyendoEl dolor meníngeo de la migraña

Esforzarse

La supervivencia física era, antaño, una cuestión complicada. Procurarse cobijo, sustento y amparo social exigía esfuerzo, reciprocidad, exploración de un entorno incierto y errores en los intentos, con costes y beneficios variables. La cobertura social en situaciones de carencia o vulnerabilidad era limitada y el individuo debía sopesar con rigor la eficiencia de sus acciones, aprendiendo con cada intento (error-ensayo-error). El organismo, a través de una compleja circuiteria, regulaba la conducta del individuo respecto a la consecución de objetivos, proyectando sentimientos de motivación hacia la exploración y de ejecución de conductas de consumición-consumación cuando se encontraba en un escenario que …

Seguir leyendoEsforzarse

«No somos tontos»

Antes de ayer tuvimos la edición 20 del curso intensivo para pacientes de migraña. A lo largo de ocho horas explicamos conceptos básicos de Biología del Sistema Neuro-inmune de defensa: el modo cómo defiende el organismo, y los despropósitos que pueden sobrevenir en su actuación a la hora de activar estados de amenaza, aun cuando no existan condiciones objetivas que los justifiquen. La migraña es uno de esos despropósitos. El cerebro es el gestor de nivel superior de los recursos defensivos. De sus evaluaciones se derivan estados de alerta justificados e injustificados. No nace con el oficio aprendido sino que …

Seguir leyendo«No somos tontos»

Evitación de daño; evitación de dolor.

  Todo ser vivo dedica gran parte de su actividad a detectar y evitar el daño, la destrucción de sus tejidos. Evitamos lo que nos perjudica o creemos que es así y buscamos lo que necesitamos, también en función de nuestras creencias. Buscamos agua, alimento y cobijo para evitar daños. El objetivo no es evitar sentir hambre, sed o desprotección sino los estados de amenaza que dan lugar a esos sentimientos. Lo mismo sucede con el dolor. No se trata de evitarlo sino de eliminar los estados del organismo que lo generan, con o sin fundamento. Si el hambre y …

Seguir leyendoEvitación de daño; evitación de dolor.

Historias reconstruidas

  El dolor es la expresión en la conciencia de un estado evaluativo de amenaza a la integridad física, en un momento, lugar y circunstancia. Cada organismo teje y desteje una idea de sí mismo, de su interior y de la interacción de ese interior con el entorno. Sobre esa idea, sobre ese conjunto de predicciones, expectativas y temores, se superponen a veces incidentes de daño, traumáticos, térmicos, infecciosos, episodios agudos que generan destrucción de tejidos que el organismo debe minimizar y reparar. El dolor marca el inicio y fin de la incidencia de daño. No siempre hay incidencias de …

Seguir leyendoHistorias reconstruidas

Dolor rítmico

El dolor de cabeza en la migraña tiene muchas veces ritmo: se intensifica con una cadencia fija como si algo estuviera percutiendo violentamente. Intuitivamente el paciente da por sentado que es el latido arterial el responsable del carácter rítmico del dolor. Un latido especialmente violento actuando sobre una arteria dilatada y, presumiblemente, inflamada, sería el responsable del golpeteo insoportable, predecible. El dolor en la migraña es pulsátil, se dice, «vascular». Para comprobar si es verdad bastaría con tomarse el pulso y ver si el golpeteo rítmico del dolor coincide con el de la arteria y si la frecuencia del «latido» …

Seguir leyendoDolor rítmico