Cerebro, tejidos y personas

Vivimos un momento de reconceptualización del dolor. Se pensaba, y así siguen haciéndolo muchos ciudadanos y profesionales, que el dolor surge de tejidos con algún problema. Duelen huesos, músculos, articulaciones, estómagos… El dolor generado en los tejidos se detectaría por unos nervios o cables esparcidos por todas partes y, una vez convertido en señales eléctricas,Sigue leyendo «Cerebro, tejidos y personas»