No hay dinero

La propuesta pedagógica necesita poco soporte material  para desarrollarse. Un aula y un proyector. Habitualmente todos los Centros de Atención Primaria disponen de ellos.

Lo más caro es el educador. Tendría que dedicar parte de su actividad a los grupos de padecientes y a formar a otros profesionales.

Sin embargo esa inversión en salarios se compensaría con unos resultados excelentes a corto, medio y largo plazo, no sólo en el objetivo de mejorar la salud de los ciudadanos sino en la reducción de costes por bajas, consultas y consumo de fármacos.

Hay una cuestión previa: creer en lo que se propone. Ello exige apostar por algo novedoso y contrario a lo que habitualmente se hace. Ese algo que se hace y subvenciona es caro y poco eficaz pero es lo que hay y se acepta.

La Pedagogía no tiene quien la reclame. No hay coste político y protesta social por ignorarla y des-apreciarla.

Es más fácil solicitar y conseguir dinero para lo que ya existe y habitualmente es exigido.

La corriente pedagógica va cogiendo fuerza y el trabajo con grupos en Vitoria (migraña) y Bilbao (fibromialgia) se va conociendo y apreciando entre padecientes y profesionales (Médicos de Atención Primaria, Fisioterapeutas, Psicólogos, Enfermeras).

Acuden profesionales de otros lugares a formarse y nuestros educadores son solicitados para impartir cursos y talleres.

En la actividad de los grupos hay mucho voluntariado no remunerado.

El único esponsor posible y deseable de toda esta actividad es Osakidetza, el Servicio Vasco de Salud. De momento limita su apoyo a tolerarlo. Excusa un apoyo más decidido en la falta de credenciales científicas de la propuesta y en la falta de dinero.

La actividad en el sistema público de salud debe contener asistencia, docencia e investigación.

La actividad con los grupos cumple sobradamente y con bajo coste con los tres objetivos.

Sólo le falta personal remunerado y voluntad política de divulgarla y promoverla.

Primero hay que demostrar su eficacia, se dice.

Ese es el objetivo de la investigación. Construir hipótesis plausibles y verificarlas. Es lo que se está haciendo.

Cuando otros investiguen y nos digan lo que tenemos que hacer ya lo asumiremos, con inversión en nuevas tecnologías. Seguimos en el “que inventen ellos” de Unamuno. Lo nuestro no es la investigación. Hay que aceptarlo y sobrellevarlo, como la migraña y la fibromialgia.

Dicen los dirigentes en sus discursos que habrá en sus decisiones una especial atención a los padecientes crónicos y a su formación (el paciente “empoderado, ilustrado”).

Investigación, docencia, asistencia, educación del paciente, economía. ¿Qué falta?

Puede que rendimiento político, falta de voluntad y coraje para promover lo novedoso.

No hay dinero, se dice, con poca convicción.

Muchos médicos de Atención Primaria se asocian y pagan cuotas para promover la salud y su formación. No quieren subvenciones de Farmaindustria pues prefieren disponer de libertad mental y ética.

Creemos en lo que hacemos y no comprendemos la falta decidida de apoyo.

¿Será, de verdad, por falta de dinero?

De momento hay todo el que se necesite para el Botox. Lo ha aprobado la FDA.

Anuncios

Acerca de arturo goicoechea

Born in Mondragón, Guipúzcoa, in 1946. Head of the Neurology Department at the Santiago Hospital in Vitoria (Álava), Spain. Published books: Jaqueca, 2004. Depresión y dolor, 2006. Cerebro y dolor (Esquemas en dolor neuropático) 2008. Migraña, una pesadilla cerebral, 2009.
Esta entrada fue publicada en Medicina. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a No hay dinero

  1. Vamos Arturo, solo cabe pensar que va a llegar!

  2. Montserrat dijo:

    No son aulas, però las redes sociales son una poderosa herramienta de difusión de conocimiento. Yo conocí tu libro y tu blog a través del Facebook de una mujer de la Bisbal d’Empordà padeciente de migrañas. Las buenas ideas y las buenas prácticas se propagan ràpidamente en internet. No dejes de escribir por favor! Te sigo y te diría que hago casi apostolado de lo que he aprendido y puesto en práctica contago.

  3. fernando eguiluz dijo:

    No tengo ninguna duda de que conseguirás que tu forma de pensar cale aunque farmaindustria torcerá el morro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s