Tolerar o no tolerar, esa es la cuestión

Sobrevivimos dentro de unos límites. Nuestras células necesitan que las variables energéticas físicoquímicas que contiene su entorno se muevan dentro de una banda tolerable, compatible con la supervivencia. Somos intolerantes a temperaturas extremas, estirones y compresiones, ácidos y álcalis. No toleramos la falta de oxígeno, agua, sal, minerales varios, vitaminas y un largo etcétera de nutrientes. Nacemos con la intolerancia propia de nuestra especie. No hay que aprender nada. Los límites de la supervivencia vienen dados por nuestro genoma. Sin embargo dentro de esos límites de tolerancia básica cada organismo «decide» aceptar o rechazar diversas variables, absolutamente compatibles con la …

Seguir leyendoTolerar o no tolerar, esa es la cuestión

El cerebro sueña la realidad

Intuitivamente pensamos, en lo que se refiere al dolor, que este se genera allí donde duele. ¿Qué pinta el cerebro en todo esto? ¿Pinta algo, realmente? Estamos instruidos a pensar en huesos, músculos, articulaciones, corazones y estómagos dolientes, generadores de dolor. Cuando sentimos dolor en la zona lumbar damos por sentado que surge de «la columna». – ¿El cerebro, dice? Si nos exigieran una respuesta sobre el papel que pueda jugar el cerebro en la génesis del dolor, en el hecho real de que lo sentimos en la región lumbar, probablemente no sabríamos qué contestar. – Lo único que sé …

Seguir leyendoEl cerebro sueña la realidad

Culpables

El dolor es algo que hace el organismo. El individuo lo padece y busca explicaciones a su origen y conductas que lo alivien. No podemos ponernos ni quitarnos el dolor a voluntad salvo que hagamos algo que sabemos que lo evoca. Tampoco podemos ponernos ni quitarnos otras sensaciones físicas como el hambre, la sed, el frío, cansancio, mareo o calor, salvo que nos expongamos a escenarios que sabemos a ciencia cierta que van a evocar esas sensaciones. Nadie, en su sano juicio, se expone voluntariamente a escenarios que sabe con certeza que van a generar una sensación física desagradable. Lo …

Seguir leyendoCulpables

Historias

  Sólo recuerdo la frase: «De acuerdo. Todo es química… pero con historia» Creo recordar que la dijo un célebre premio Nobel, creo que químico, pero no recuerdo el nombre. La biología es química y sólo química, pero con historia, es decir, con memoria. Cada ser vivo construye una historia, desde la memoria de lo que ha sucedido, pero también de lo que sucede a otros o de lo que (en la especie humana) dicen que pudiera suceder. La memoria tiene un componente genético estable, consolidado por la especie a lo largo de la evolución, y un componente individual, extranuclear, inestable, …

Seguir leyendoHistorias

Evitación de daño

El objetivo fundamental de todo ser vivo es sobrevivir, individual o colectivamente. A lo largo de la evolución se han ido seleccionando las estrategias que, desde el azar y necesidad de cada especie, han demostrado ser suficientemente eficaces. Inevitablemente el individuo se expone a riesgos que traen consigo la muerte de sus células y tejidos. Traumatismos, quemaduras, infecciones, exposición a condiciones químicas incompatibles con la vida… todo ello acarrea muerte aguda, violenta, accidental, no programada. El dolor forma parte del bagaje de recursos que permiten evitar o minimizar el daño accidental. Una zona dañada es una zona sensible que no …

Seguir leyendoEvitación de daño

La falacia del origen neurovascular del dolor

Sostienen los neurólogos que el dolor migrañoso necesariamente surge de las terminaciones del nervio trigémino que se distribuyen por las meninges y grandes vasos. Esta afirmación se basa en el hecho de que sólo se provoca dolor si estimulamos estas estructuras (meninges y grandes vasos) y no si estimulamos el cerebro. El cerebro no duele, dicen, pero no es cierto. La estimular el tejido neurovascular y meníngeo generamos señal de amenaza que se conduce y distribuye a un conjunto de áreas cerebrales, la denominada «neuromatriz del dolor». La activación de esa neuromatriz y sólo esa activación, es la que evoca …

Seguir leyendoLa falacia del origen neurovascular del dolor