La migraña en tiempos de crisis.

 Se ha celebrado estos días en Granada el XXXIII Congreso de la semFYC (sociedad española de medicina Familiar Y Comunitaria). En la selva de mesas y comunicaciones destacan, para nuestros particulares intereses, aquellas dedicadas al dolor y, más específicamente las referidas al dolor de cabeza.

Nuestro grupo de San Martín presentó una comunicación breve oral, ante un escaso auditorio formado exclusivamente por los médicos que presentaban comunicaciones similares. En unos pocos minutos expusieron los resultados espectaculares de la aplicación del programa pedagógico en grupos. Bueno, bonito y barato. Afrontamiento centrado en la formación del paciente. ¿Qué más se puede pedir?

En una mesa redonda se ofreció la actualización en dolor de cabeza. Me consta que los ponentes conocían el trabajo de nuestro grupo. La “actualización” desgranó el sonsonete habitual, predecible, de los tópicos congelados del dolor y, por supuesto, no contempló ningún concepto actual vivo, caliente, de la Neurociencia del dolor. Desde luego no hubo mención al trabajo de unos compañeros, alejados geográfica y conceptualmente.

Hubo turno de preguntas. Alguien se interesó por el mecanismo del aura en la migraña. Desde la mesa se contestó que era debida a vasoconstricción. Un componente del grupo de Vitoria le hizo ver con argumentos y bibliografía que su afirmación no se ajustaba a la evidencia actual y le recordó las excelencias del afrontamiento pedagógico. No hubo respuesta. Tampoco hubo posibilidad de diálogo después de la sesión.

En la prensa, uno de los ponentes desgrana datos sobre el volumen insufrible del sufrimiento migrañoso y sostiene que la crisis ha cargado también contra los migrañosos. El estrés ya se sabe…

En el Congreso se ha hablado mucho sobre el papel de la Medicina de Familia y Comunitaria en tiempos de austeridad, de la importancia de la formación del padeciente, de su “empoderamiento” como sujeto activo y no como objeto pasivo. Se han presentado muchos proyectos de investigación. Muchos lamentos de profesionales quemados, hartos de limitarse a prescribir lo que los especialistas dictan.

En Vitoria, en el Centro de Atención Primaria de San Martín, un grupo entusiasta de Médicos de Familia han desarrollado una propuesta revolucionaria que consigue en unas pocas sesiones de Pedagogía en Biología del dolor, quitar la venda del adoctrinamiento en las falacias del dolor, reducir drásticamente (más del 80%) el dolor y el consumo de fármacos y devolver la esperanza a los padecientes y a sus hijos.

Intentamos tener más presencia en el Congreso. Sólo conseguimos la comunicación oral. La calderilla. En las mesas, una vez más, lo ya sabido, bendiciendo lo de siempre sin más argumentación que la autoridad de quien lo dice y esponsoriza. Lo grave no es que lo que se predica no sea cierto y esté falto de actualización sino que se ignore aquello que puede facilitar la salida del infierno.

Sostienen los Médicos de Familia que hacen lo que los Neurólogos dicen que hay que hacer y que su prescripciones de triptanes y preventivos son similares a las de ellos. Se sienten así seguros de seguir la mejor de las prácticas posibles, la que los especialistas dictan.

En Vitoria, en el Centro de Atencion Primaria de San Martín, se ofrece otra vía. Una propia, especialmente útil para una Medicina Familiar, Comunitaria, moderna, científicamente validada, propia, rentable desde todos los puntos de vista.

Parece que los dirigentes locales aprecian el esfuerzo y el potencial de la propuesta. Veremos.

En Granada, en el Congreso de la semFYM, hemos sentido, lamentablemente, el des-aprecio de la jerarquía y del gran público.

¿Tiempo de crisis para la migraña? ¿Recortes? ¿Estrés?

Tienen ustedes la Pedagogía. Buena, bonita y barata.

¿Qué necesitan para actualizarse… de verdad?

¿Qué argumentos tienen para seguir callados?

¿Por qué no quieren escuchar?

 

Acerca de arturo goicoechea

Born in Mondragón, Guipúzcoa, in 1946. Head of the Neurology Department at the Santiago Hospital in Vitoria (Álava), Spain. Published books: Jaqueca, 2004. Depresión y dolor, 2006. Cerebro y dolor (Esquemas en dolor neuropático) 2008. Migraña, una pesadilla cerebral, 2009.
Esta entrada fue publicada en Medicina y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a La migraña en tiempos de crisis.

  1. Aurora dijo:

    Y eso sucede en cualquier campo; tal vez tenga que ver con un “gen” propio. Gente que conozco prefiere hacer como que sabe a saber que no sabe: esto es un método infalible para no tener que aprender nunca. Parece que es lo que queremos, y así nos va!
    Gracias por la docencia, por el esfuerzo, por la decencia, por el empeño!

  2. Aurora: gracias por tus palabras. El apoyo que, desgraciadamente, nos falta entre los compañeros lo encontramos en los padecientes.

  3. Luz Ibarz dijo:

    Hola Arturo,

    Estoy un poco agobiada. Mi hijo sigue con una migraña por semana… Más suaves pero sigue. Hoy tenía dos exámenes finales y no ha ido.

    Para colmo se suma mi hija(12 años) El jueves nos llamaron del colegio dolor de cabeza, vómitos, “no veo bien”, vamos el pack completo. Y hoy nos acaban de llamar que vuelve a estar mal. Los tengo A LOS DOS, en cama. No se qué hacer!!!

    Un saludo

    Luz

    Enviado desde mi iPhone

  4. Luz: no te puedo contar nada nuevo que no conozcas. Puede que en estos casos sea práctico recurrir a los tratamientos convencionales como vía de eliminar la angustia. En la adolescencia resulta más complicado tener éxito con la Pedagogía. La angustia por el dolor les puede y cuesta aceptar que todo sucede en el cerebro y que no hay ningún remedio a mano. Podías probar algún tratamiento preventivo previa consulta con un neurólogo.

    Espero que vengan tiempos mejores.

  5. LOURDES dijo:

    Hola Arturo; parece que hay mucho “borreguismo”. En general, parece que para que algo sea bueno tiene que ir precedido a bombo y platillo de estrategias de marketing, y sobre todo que sea caro. En el mundo de la medicina he visto como médicos allegados han comprobado los resultados de la pedagogía, pero dicen “eso nunca lo he escuchado”, “de donde sale eso”…. y ya está, tan anchos. Forma parte de la incultura que se ha extendido en el campo de la medicina y el dolor, incultura de cerebro. Pero los resultados que has conseguido en el grupo no se pueden ignorar, así que auguro buenos tiempos.
    Un abrazo.

  6. Patricia de la Torre dijo:

    Hola Dr. Arturo. Creo que hay que añadir al “borreguismo” como un acto cultural y esta el otro lado: el poder.
    Saludos

  7. Siempre quedarán la Alhambra y las tapas, que ésta es la tercera vez que cuento…va más usted que yo

  8. Alma Espinosa dijo:

    Dr. Arturo: Yo soy seguidora de tus escritos y soy parte de las personas (muy afortunadas, por cierto) que a través de leerlos y comprender la pedagogía del dolor, ha dejado de padecer las migrañas.. Sin embargo, queda la pregunta, misma que refieres en este artículo, acerca del origen del “aura”. Yo la tengo muy espaciadamente, ya sin el dolor posterior que antes la acompañaba “sin remedio”. Cuál es el origen de esta “aura”, desde tu teoría y práctica?

  9. Marisol dijo:

    Antonio Jesús: ¡ojalá hubiera ido Arturo a Granada en esta ocasión! No pudo ser.
    Pero afortunadamente en la reunión de médicos de familia de Euskadi, en noviembre, contamos con su presencia como ponente-docente principal, para abordar no sólo la migraña sino también la fibromialgia y el dolor lumbar crónico.
    Estoy segura de que las cosas empiezan a moverse. Lentamente, eso sí, porque los profesionales somos más difíciles que los padecientes. Sólo se trata de que seamos conscientes de lo que ganamos todos, padecientes y profesionales, tratando el dolor sin daño como tal. Pero tendremos que ir derribando antes los prejuicios que nos bloquean.

    Saludos

  10. Alma espinosa: creo que en alguna entrada (Seguro que Cristina sabe en cuál) ya lo he expuesto. El aura es la expresión de un estado de hiperexcitabilidad neuronal de áreas corticales. La más frecuente es el area visual. El estado de hiperalerta genera una alteracion de los delicados mecanismos químicos necesarios para generar la señal eléctrica. Esa perturbación se difunde por la corteza como una onda (“onda de depresion cortical propagada”) y en unos minutos la zona apagada reinicia su estado normal, sin ningún problema ni consecuencia. No tiene nada que ver con supuestas constricciones arteriales (teoría antigua).
    Saludos

  11. LOURDES: siempre ha costado cambiar los paradigmas pues su éxito alimenta todo tipo de intereses que se ven perjudicados si toca el giro de 180º.. Estamos ante un cambio radical, necesario pero me temo que ni siquiera los médicos son conscientes de que es así. Están convencidos de que sus propuestas teóricas en el tema del dolor tienen la máxima fiabilidad y que todo lo que pretende derribar sus creencias no son sino “herejías”. El deabte no está aun explicitado, salvo, afortunadamente, en Fisioterapia.

    Saludos

  12. Patricia: el poder es como el agua. Aprovecha todos los resquicios.

  13. Sol del Val dijo:

    Todos los padecientes de migraña que has ido formando a lo largo de toda la historia del blog podemos corroborar en cualquier foro los éxitos conseguidos.
    Te avalan todos los testimonios acerca de la transformación que se produce cuando uno aprende y aplica los conceptos en neurobiología del dolor.
    Es cierto que es todo un trabajo de asentamiento de conocimientos y aplicación de los mismos , que requiere un esfuerzo ( aunque en algunos casos se produce un efecto inmediato y sencillo ), en el que hay avances y retrocesos pero que merece y mucho la pena.
    Yo animo a todos a quellos que se asoman por primera vez a este blog y se resisten con miedo a abandonar la “seguridad ” de la medicación y de la cueva protectora de la habitación a oscuras a que se den permiso para aprender y aplicar lo aprendido.
    Yo llevo 4años sin medicación y, aunque he tenido momentos difíciles, en lo que tiene que ver con la migraña suelo decirme una frase que me ayuda mucho a separarme del miedo : La migraña no está ni se la espera
    Gracias, gracias siempre a tí y a todos los que abanderáis este esfuerzo por divulgar estos conocimientos, por vuestra generosidad y el interés mas que demostrado porque dejemos de padecer sin sentido.
    Un abrazo

  14. Sol del Val: gracias tambin a ti y a tu generosidad por aportarnos peridicamente tus reflexiones de padeciente y experta en psicologa. Lamentablemente, el cambio no acaba de interesar a los psiclogos, en general. Es una pena, pues todos nos beneficiaramos del trasvase de conocimiento y aplicacin prctica de la Psicologa al terreno del sufrimiento.

    Un abrazo

  15. Susana dijo:

    Hola, hace unos días descubrí este blog que me ha abierto una ventana a un mundo desconocido.de lo cual me alegro por variadas razones. Como profesional trabajo desde la sexología sustantiva y además de apoyarme en esta epistéme utilizo como herramienta la terapia de comunicación humana que parte de la teoría general de sistemas. Me ha gustado leer sus artículos y me ha resonado a mi dinámica de trabajo y a los conocimientos que me nutren para desempeñarlo, Por supuesto que compartimos cosas, En mi trabajo contamos con la neuroplasticidad del cerebro, con que la asimilación de un conocimiento genera acomodación y esta a su vez organización o reorganización y esta a su vez categoríza y esto genera redes de categorías y estas redes generan redes neuronales y todo este proceso declina en una semántica propia. Me ha parecido que esta pedagogía del dolor, moviliza una revisión de los conocimientos que socio-culturalmente hemos adquirido, y destruye muchos mitos que por desgracia son mantenedores del sufrimiento, desde la aplicación de la misma solución de lo mismo que no funciona, en mayores dosis si es preciso., Esta pedagogía que planteáis supone una reestructuración y una recategorización que es básica para comprender y reorganizar la vivencia del dolor como una experiencia que es susceptible de ser construida. Este planteamiento confronta la idea lineal de dolor físico causa-efecto. El mundo médico está lleno de estas linealidades; leerte me produce conocimiento y optimismo. Gracias por compartirlo.
    Estaría encantada de poder asistir a algún evento que organicéis, siempre se aprende más participando, “la riqueza de la interacción”.

  16. Susana: por el contenido de tu comentario creo, efectivamente, que estaríamos de acuerdo en lo sustancial. Comparto tu reflexion crítica sobre el pensamiento lineal de la secuencia daño-dolor que aun domina en la Medicina, complementada con el dualismo de “lo físico y/o lo psicológico”. Respecto a los eventos, participaré en u curso de verano sobre dolor, organizado por la UPV en Donosti en Julio (18-20). Yo participo en dos ponencias y hablaré de todas estas cuestiones. Saludos
    Sa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s