El dolor es cosa de tres.

  El hecho de residir en un organismo, objetivo, percatado, que se mueve a golpe de la voluntad de un Yo de apariencia inmaterial que siente y padece las imperfecciones de ese organismo en el que reside, ha generado la intuición de que no somos sino el resultado de la convivencia entre el organismo comoSigue leyendo «El dolor es cosa de tres.»

Serotonina deprimida

Dicen que cuando andamos desfondados de ánimos y no vemos horizonte es porque falta serotonina en los circuitos. De ahí que utilicemos fármacos que apuren un poco su acción en las sinapsis (puntos de conexión entre neuronas). Cuando hay poca comida hay que rebañar bien el plato. La depresión correspondería al patrón de cualquier enfermedadSigue leyendo «Serotonina deprimida»

Enfermedad o estado «disfuncional»

 Con intervalo de pocos días he leído dos artículos que proponen que la Fibromialgia y la migraña son «estados cerebrales». Enfermedades, trastornos… y, ahora, estados. Es distinto tener migraña y/o fibromialgia que ser o estar migrañoso o fibromiálgico. El cerebro es una estructura con múltiples estados posibles, en función de las condiciones objetivas internas ySigue leyendo «Enfermedad o estado «disfuncional»»

¿Solo Pedagogía?

El dolor es una percepción que exige una explicación. Presiona al individuo a identificar el origen, dar con el agente o estado causal y neutralizarlo. Explicación es una palabra problemática. Todo puede aparentar que aclara el origen, especialmente si señala  el lugar donde sentimos el dolor. Si duele «en la columna» habrá que buscar causasSigue leyendo «¿Solo Pedagogía?»

Vuelvo a Granada

Nos movemos porque tenemos neuronas. Somos una especie sin un entorno fijo predeterminado. Homo sapiens (ma non troppo) ha seleccionado a lo largo de la evolución la estrategia del todo terreno. Está dotado para apañárselas en cualquier hábitat, para soportar fríos y calores, secarrales y pantanos, alimentarse con la dieta que el medio aporte, conSigue leyendo «Vuelvo a Granada»