Un importante premio para la Pedagogía del dolor

 

Lorimer Moseley es un líder mundial en la propuesta de la pedagogía del dolor como estrategia para controlarlo.

Explicar el proceso del dolor es la mejor herramienta de que disponemos para ayudar al padeciente. Es la tesis convencida y convincente de Lorimer. La predica a lo largo y ancho del mundo con notable éxito entre el colectivo de Fisioterapeutas, el colectivo más implicado (si no el único) en el momento actual en la generosa tarea de cambiar el paradigma del dolor, frente a vientos y mareas del resto de los colectivos, que siguen aferrados al paradigma propio de su especialización, el que recibieron y les mantiene.

El Consejo Nacional Australiano de Investigación Médica y Salud ha premiado su investigación y trabajo clínico con dos importantes premios. La Pedagogía del dolor ha obtenido un importante respaldo oficial… en Australia.

Ayer finalizamos las clases del octavo grupo de padecientes de migraña. La situación de los alumnos respecto al comienzo del curso es mayoritariamente mejor. Una vez más se demuestra la eficacia sorprendente de la docencia. Cuatro clases. Eso es todo. Basta para desbaratar una dinámica de dolor absurdo, innecesario, anómalo. Un dolor nacido de una red neuronal que teje sus circuitos bajo el temor de los augurios de una cultura alarmista, que define la migraña como una maldición genética contra la que resulta inútil rebelarse.

Explicar el dolor. Comprenderlo. Espabilar y hacer un buen corte de mangas a la cultura que nos crió.

Conocer. Liberarse. Eliminar culpas y taras. Vivir desde la convicción de residir en un organismo razonablemente sano pero encogido por el miedo.

El grupo ha acabado el curso. Les ha sabido a poco. Quieren más. La curiosidad permanece viva. Un cierto nerviosismo al perder la tutela de las clases.

Para los “profes” una satisfacción profunda de recoger los frutos de lo sembrado.

La Pedagogía del dolor está ahí. ¿Qué hace falta para que profesionales, instituciones y ciudadanos la promuevan y reclamen con determinación? ¿Por qué se mueve el nuevo paradigma tan lentamente?

Hace unos días el editorial del Neurology entonaba un asordinado mea culpa respecto a los desencadenantes y sugería que, a lo mejor, las creencias, el aprendizaje, las memorias… andaban en los fogones del dolor y que, dado que en la migraña falla la habituación a lo irrelevante, sería quizás (sólo quizás) más lógico acercarse a lo inocente prohibido (el queso, el chocolate, el chupito y el viento Sur) perdiendo el miedo.

El cerebro migrañoso es normal. Los desencadenantes no muerden. La vida no muerde. No debería haber lugar para el dolor de un cerebro sensiblero y miedica.

La pedagogía del dolor es una batalla contra los miedos del adoctrinamiento en la teoría de enfermedad. Todo se explica por enfermedad. El dolor es una enfermedad.

La teoría de la enfermedad del dolor es un despropósito que cierra el bucle e impide la solución del despropósito cerebral. El miedo alimenta el miedo, lo amplifica. El cotilleo entre cerebro e individuo dispara el bulo, la fobia, la superstición, el mal de ojo. Lo irrelevante se vuelve hostil.

En el 2012 intentamos presentar nuestro trabajo de San Martín en sendos Congresos de Atención Primaria. Fueron desestimados, incluso aun cuando uno de los temas era sobre dolor de cabeza. Afortunadamente, los gestores sanitarios de la Comarca de Alava premiaron y reconocieron el esfuerzo.

Lorimer Moseley en Australia, el grupo de San Martín en Alava. Algo es algo.

¡Salud! y larga vida a la Pedagogía del dolor, la Pedagogía de la salud y el derecho a la vida si uno no ha hecho nada para desmecerla.

Acerca de arturo goicoechea

Born in Mondragón, Guipúzcoa, in 1946. Head of the Neurology Department at the Santiago Hospital in Vitoria (Álava), Spain. Published books: Jaqueca, 2004. Depresión y dolor, 2006. Cerebro y dolor (Esquemas en dolor neuropático) 2008. Migraña, una pesadilla cerebral, 2009.
Esta entrada fue publicada en Medicina y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a Un importante premio para la Pedagogía del dolor

  1. Patricia dijo:

    Me alegro los buenos resultados. La pedagogia del dolor me parece que se hace con terapia contractual, por si solas no se puede avanzar. También con una fisioterapia de algodón,. Como que estos son los componentes de la pedagogía del dolor a mas de la comprension biologica del dolor. Es así para la fibromilaiga. Todos ellos en una sola linea: la pedagogia.
    Saludos y extraño a Cristina Arnaz

  2. Patricia: las expectativas y convicciones condicionan la resolución del problema. Conozco bastantes pacientes de fibromialgia que han disuelto la enfermedad sólo con pedagogía. La Fisioterapia puede ser importante si conjuga pedagogía y soporte a la desensibilización del movimiento.

    Cristina anda por ahí pero se ha tomado un cierto respiro después de un trabajo complejo y autoexigente en este blog.

    Saludos

  3. Patricia dijo:

    Es así como dice, La terapia conductual , tener un coaching regida por todos los basamentos de la pedagogia del dolor. allí creo que radica su utilidad. Ayuda a cambiar esos comportamientos adictivos al dolor. Con la pedagógica como sustento. Quizá la psicología debería incluir este componente para el dolor si daño en casos severos y muy crónicos como el mio. Estoy sintiendo los buenos efectos.
    Saludos a Cristina y buen descanso. Ella es muy buena.

  4. liliana de argentina dijo:

    DOCTOR: ánimo y siga perseverando en esto de la pedagogía del dolor, quizás es un barco que no lo quieren aceptar en muchos puertos, pero es cuestión de tiempo, estoy convencida que luego -no solo tendrá ud. premios- sino que nosotros los padecientes, haremos que navegue en un mar de agradecimientos y reconocimiento ¿no es éso lo mas importante?. Esto es solo un comienzo.. Mis respetos

  5. Mjose dijo:

    Anima saber que poco a poco se va avanzando en estas teorías tan interesante que sustenta Dr. Felicidades por los logros y gracias por regalarnos sus conocimientos a los humildes padecientes. Espero que cuando organicen los talleres de fin de semana nos lo hagan llegar para poder asistir, yo la verdad tengo unas ganas enormes de poder asistir y escuchar su palabras.
    gracias

  6. Liliana: gracias por tus palabras.

  7. MJose: hemos organizado un curso intensivo para el día 23 de Febrero. si estás interesada puedes contactar conmigo a través del correo electrónico: arturo.goicoechea@gmail.com

  8. José Ignacio Matute Albo dijo:

    Hola soy matrón y en cuanto pueda pienso leer su libro ya que en lo que respecta al dolor del parto, la pedagogia del dolor tiene mucho que decir. ¿Conoce alguna experiencia de pedagogía del dolor con el parto?. Un abrazo Nacho (Oviedo)

  9. Jose Ignacio: lo siento pero no conozco ningún trabajo de pedagogía aplicado al parto pero teóricamente podría ser muy beneficioso y de fácil ejecución.

    Saludos

  10. José Ignacio Matute Albo dijo:

    ¿Me podrías indicar qué libro es el más adecuado para internarme en la teoría y práctica da la pedagogía del dolor?. De los tuyos dudo entre Cerebro y dolor (Esquemas en dolor neuropático) 2008. y Migraña, una pesadilla cerebral, 2009. Aunque el primero está descatalogado y no se como conseguirlo.
    Un abrazo
    Nacho

  11. Jose Ignacio: Cerebro y dolor fué una edición limitada y no la reeditan. Creo que Migraña, una pesadilla cerebral te puede servir. Otros libros: Explain pain (Buttler, Moseley); Therapeutic Education in Neuroscience (Louw y Puentedura)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s