Comprender: ni necesario ni suficiente

La primera clase del curso de migrañas sorprende, descoloca, mosquea, ilusiona, ilumina… Cada uno tiene sus «cadaunadas», creo que decía Unamuno. Una semana de intervalo no es mucho. Las alumnas, y el alumno, comentan cómo les ha ido. Unos igual, otros distinto pero con dolor. Unos no han tomado calmantes, otros «han tendio que tomarlos».Sigue leyendo «Comprender: ni necesario ni suficiente»

Enfermedades de mujeres

El dolor irracional, erróneo, el que aparece sin que ninguna lesión o enfermedad de los tejidos detectable lo justifique, anida especialmente en el organismo femenino. Antaño preguntábamos (a los varones) si tenían «enfermedades de mujeres». Era el modo «educado» de interesarse por posibles enfermedades venéreas. Lo lógico hubiera sido preguntar a ellas si tenían «enfermedadesSigue leyendo «Enfermedades de mujeres»

Cursos

Hace falta una Pedagogía de organismo que contenga una referencia al papel que la red neuronal, y muy especialmente el cerebro, juega en la gestión de su seguridad física y social. El individuo necesita saber que habita un cuerpo con neuronas. Esas neuronas toman decisiones en múltiples niveles de complejidad e incertidumbre. Absorben información, laSigue leyendo «Cursos»

Percepción: concepto fundamental pero difícil de explicar.

Cuando inicié mis primeras reflexiones sobre el dolor tuve que preparar una sesión clínica en el Hospital. Finales del pasado siglo. El dolor es… una percepción… Bien. ¿Qué es una percepción? Ahí empezó todo el lío. Esa pregunta me alborotó la mollera y ahí sigue, viva, criando nuevas preguntas. Realmente no sé qué es laSigue leyendo «Percepción: concepto fundamental pero difícil de explicar.»

Retomamos los grupos

En Octubre paré el blog. Osakidetza (Servicio Vasco de Salud) puso reticencias burocráticas a la participación de un atípico jubilado y nos vimos obligados a suspender los grupos de migraña y el proyecto de potenciar el colectivo de profesionales y pacientes doloridos desde el ámbito de Atención Primaria. La reticencia sigue viva pero parece queSigue leyendo «Retomamos los grupos»