Evitar evitar lo inevitable

Los padecientes migrañosos han oído hasta la saciedad la monserga de los desencadenantes.

– Es fundamental identificar los desencadenantes para evitarlos.

Algunos padecientes (los menos) los identifican. La mayoría no da con ellos y esa incapacidad aumenta la preocupación pues poco se puede hacer contra algo que no da la cara.

En mi libro: “Migraña, una pesadilla cerebral” defiendo la estructura fóbica de la crisis migrañosa y recomiendo (frente a las tesis oficiales) que se evite la búsqueda de desencadenantes y que si uno los ha identificado (queso curado, chocolate, alcohol, fin de semana…) lo que tiene que hacer no es evitarlos sino afrontarlos para habituarse a ellos, sabiendo que son absolutamente irrelevantes.

También he defendido que la migraña no es hija de los genes sino de la crianza, que no se hereda sino que se aprende, que brota de la cultura, de la imitación-observación-instrucción.

El libro lo publiqué en 2009 y, con alguna contadísima excepción, no ha merecido la mínima atención por parte de los compañeros de profesión. Lo heterodoxo no funciona hasta que algún líder de opinión carismático autoriza el cambio de paradigma y se desdice de lo dicho en el pasado.

Este mes la revista de la Sociedad Americana de Neurología, Neurology, publica un estudio en el que unos investigadores exponen a pacientes migrañosos a su desencadenante y comprueban que sólo se activa la crisis en un escaso 10% de casos.

El resultado da pie a un editorial por parte de dos de los líderes mundiales de opinión: P Goadsby y S Silberstein, en el que entonan un cierto mea culpa y sugieren que los pacientes se olviden de los desencadenantes y de su evitación y que si los han identificado no los eviten sino que deben aprender a tolerarlos… 

“Experimental replication of migraine triggering may be more complex than it appears. The response to a trigger depends on expectation to the response, prior conditioning, learning, memory, motivation, and meaning.”

“If migraine is a disorder of habituation of the brain to ordinary sensory signals, should one try to train the brain to habituate rather than avoid the trigger?”

(La replicación experimental de la migraña con los desencadenantes puede ser más compleja de lo que parece. La respuesta a un desencadenante depende de la expectativa a la respuesta, condicionamientos previos, aprendizaje, memoria, motivación, y significado.

Si la migraña es un trastorno cerebral de la habituación a señales sensoriales normales, no debería uno más bien tratar de habituar su cerebro en vez de evitar el desencadenante?)

Mi compañero Antón Digón me mandó ayer la reseña del Neurology (29 Enero), convencido de que me haría feliz. Así es. No hay nada más grato que mantener por convicción argumentada una tesis contraria a la oficial, que esa tesis sea ignorada y que, finalmente, al cabo de unos años, comience a ser reconocida o, al menos, respetada.

El grupo de Silberstein publicó también en Neurology, allá por Noviembre del 2003, un artículo en el que detectó la alta incidencia de migraña en neurólogos, especialmente en aquellos que se dedicaban a ella. El sorprendente dato epidemiológico se despachó con un decepcionante comentario: “no encontramos una explicación para este fascinante dato estadístico”.

La migraña tiene que ver con significados, expectativas, aprendizaje… Lo dicen Goadsby y Silberstein en un editorial del Neurology y, puede, sólo puede, que se inicie el derribo de la falacia de los desencadenantes y su evitación, y en su lugar se aconseje reeducar al cerebro en la racionalidad de tolerar, sin miedo, lo irrelevante.

– Si conoce algún desencadenante afróntelo sin miedo. Tiene que educar a su cerebro a tolerarlo. Lo dicen Goadsby y Silberstein…

Hoy puede ser un gran día. El día en el que la ortodoxia mostró algún indicio de rectificación.

Acerca de arturo goicoechea

Born in Mondragón, Guipúzcoa, in 1946. Head of the Neurology Department at the Santiago Hospital in Vitoria (Álava), Spain. Published books: Jaqueca, 2004. Depresión y dolor, 2006. Cerebro y dolor (Esquemas en dolor neuropático) 2008. Migraña, una pesadilla cerebral, 2009.
Esta entrada fue publicada en Medicina, Neurociencia y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Evitar evitar lo inevitable

  1. Jontxuz dijo:

    Muy buena entrada y felicidades por el “reconocimiento” a tu teoría después de tanto tiempo, la pena es por que se tarda tanto en cambiar de teoría por parte de estamentos “oficiales”, un abrazo Arturo

  2. Rosa Maria Garcia dijo:

    Hola Arturo,

    Soy Rosa Maria de Barcelona. Te dejo mi correo para que me pongas en contacto con un Fiso de aqui que paractique tu mtodo.

    Muchas gracias y ya te dir que tal me va.

    Saludos afectuosos de

    Rosamaria

  3. Sol del Val dijo:

    Tenía que ocurrir antes o después, Arturo. Lo mejor de todo es que nunca te hayas rendido y , al final, las cosas se vayan poniendo en su sitio.
    Yo abandoné la teoría de los desencadenantes hace mucho tiempo y puedo asegurar que mi lista estaba bien engordada a base de un montón de dsinformación. Estaba el chocolate, el alcohol, el plátano, los frutos secos, las fresas, el cambio de tiempo, la menstruación, dormir mucho, poco, …., en fin un despropósito.
    La única fórmula que utilice fue exponerme a ellos conscientemente, a sabiendas de que era una no evitación, una nueva forma de afrontamiento. A medida que vi que no pasaba nada fui olvidándolos y ya los he “colocado” adecuadamente en mi cerebro de forma que no tienen ninguna connotación negativa sino que forman parte de una vida normal en la que están permanentemente.
    Hay que romper el hechizo pero eso sólo está en nuestras manos nadie puede hacerlo por nosotros.
    Un abrazo fuerte y enhorabuena !

  4. Rosa Maria: pongo tu correo por si algún Fisio que lea tu comentario quiere ponerse en contacto contigo y ayudarte.
    rosamgarcia4@gmail.com

  5. Sol del Val: gracias por tu testimonio que demuestra la posibilidad de afrontar la migraña desde la perspectiva que aquí propugnamos. Hoy comenzamos la andadura de los grupos de migraña en la Clínica de la “Escuela del Dolor”. Pronto editaremos la web y contamos con tu inestimable colaboración.
    Un abrazo

  6. Mar dijo:

    Una noticia esperanzadora!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s