Grupos de dolor lumbar (XII). Incertidumbre

La experiencia con el primer grupo de dolor lumbar nos ha hecho saber que el método pedagógico no funciona tan brillantemente como con la migraña. Los alumnos de neurofisiología del dolor siguen aferrados a su categoría de pacientes y piden que el profe actúe como un terapeuta. No está resultando fácil disolver la idea deSigue leyendo «Grupos de dolor lumbar (XII). Incertidumbre»

Grupos de dolor lumbar (XI). Algo se mueve

Tercera clase. Asisten 9 de los diez alumnos. Se abre el turno de impresiones. Con alguna excepción, parece que algo está cambiando. Ha desaparecido el miedo a las posturas, a no estar sentado como «es debido». «He dormido boca abajo, que es la postura que me encanta», » he ido al cine», «ya no utilizoSigue leyendo «Grupos de dolor lumbar (XI). Algo se mueve»

Grupos de dolor lumbar (X). Virtud y virtualidad

El padeciente no entiende de interioridades somáticas, navega en un mar de dudas. Las certezas se limitan al sufrimiento e invalidez. – Sólo sé que me duele y no puedo moverme. El interior somático es incierto pero el horror a la incertidumbre se resuelve con la apuesta por la vía del pesimismo desde la lógicaSigue leyendo «Grupos de dolor lumbar (X). Virtud y virtualidad»

Grupos de dolor lumbar (IX). Las malas compañías

  El cerebro sapiens (m.n.t.) es un cerebro socializado. Uno es cualquier cosa menos uno mismo. Los otros están presentes en la red neuronal. El YO es una ficción resultona por la fuerza de su apariencia. Cuando duele sobre la zona lumbar parece que ello es debido al estado más o menos calamitoso de esaSigue leyendo «Grupos de dolor lumbar (IX). Las malas compañías»

Grupos de dolor lumbar (VIII). El cuerpo soñado

El cerebro sueña la realidad. Se hace una idea de ella anticipadamente. Funde pasado, presente y futuro y proyecta el resultado de sus valoraciones a la conciencia en forma de sentimientos, percepciones, es decir, significados, propuestas de conducta. El dolor, en muchas ocasiones, es sueño cerebral, miedo, pesadilla, alarmismo. Duele porque el cerebro sueña daño.Sigue leyendo «Grupos de dolor lumbar (VIII). El cuerpo soñado»