Talamo. Entre las hipótesis y los datos

El tálamo es, dicen los textos, una «estación de relevo sensorial». Recibe datos de los sentidos, algo hará (se supone) con ellos y los envía a la corteza para que se decida lo que se considere más oportuno. El tálamo es, lo dicen menos los textos, muchas más cosas. Recibe opiniones, hipótesis, de la corteza,Sigue leyendo «Talamo. Entre las hipótesis y los datos»

Copia eferente. La irrelevancia del YO.

Desde que se inician los primeros movimientos fetales la red neuronal registra con cada uno de ellos los efectos sensoriales. Una patadita produce estímulos cutáneos, articulares, musculares… Una vez fuera del útero las consecuencias sensoriales de las acciones se vuelven más complejas. Se añaden estímulos auditivos, visuales, olfatorios, tactiles. Los programas motores contienen programas sensitivosSigue leyendo «Copia eferente. La irrelevancia del YO.»

Incertidumbre y daño

La realidad somática es incierta. La interacción del cuerpo con el exterior genera beneficio y perjuicio, combinados en una proporción variable. No todo lo peligroso está debidamente etiquetado ni nuestros sentidos son capaces de detectarlo y dar la voz de alarma. El medio ambiente contiene estados y agentes potencialmente nocivos que no podemos ver, oir,Sigue leyendo «Incertidumbre y daño»